2 de September de 2009 00:00

Los empresarios se reúnen para fortalecer su modelo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil 
guayaquil@elcomercio.com

Por segunda vez el alcalde Jaime Nebot instó a los empresarios de Guayaquil a defender  activamente  lo que llama un  modelo de economía social de mercado.  
 
Las últimas reformas tributarias que aplicó el presidente Rafael Correa fueron suficientes para que el Alcalde  reapareciera en la palestra política y nuevamente sacudiera a ese gremio.

El primer encuentro de este tipo fue hace un año. En esa ocasión la invitación la hizo  la Cámara de Comercio Ecuatoriano- Americana. El Hilton Colón fue el escenario en ambas ocasiones.  

Ayer, Nebot participó en un encuentro organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil. Durante 90 minutos  explicó a unos 80 empresarios la urgencia de organizarse para defender la libertad de acción, emprendimiento y la economía social de mercado.  Esto, como alternativa para frenar  el  socialismo del siglo XXI  que impulsa el Gobierno y que es criticado  por Nebot y varios  gremios empresariales.  
   
Puso como ejemplo el impuestos a las gaseosas, que aumentará en  USD 0,08 por litro, pese a que   quienes más  demandan son la clase media y pobre del país.

“Tienen que comprender que no queremos que Ecuador se convierta   en Cuba,  Bolivia,  Venezuela o Nicaragua. Y peor que eso ocurra en  Guayaquil, ya que eso sería inaceptable y es una forma de retroceder por ignorancia”.

La reunión, que tenía como eje los retos de Guayaquil en los próximos años,  giró en torno a Nebot. Los empresarios  le propusieron que  lidere  la lucha contra el modelo económico que aplica el gobierno de Correa. Más de uno se puso a su disposición.   

Con ello, el gremio empresarial  intenta  implementar una especie de coraza política para que sus negocios no se afecten con las nuevas medidas económicas. Entre ellas mencionaron el pago de un impuesto mínimo a la Renta, aranceles, impuesto a la salida de capitales y a los dividendos.  
 
“No se puede sacrificar el progreso y libertad conseguidos por la ciudad durante 17 años por una minoría que quiere imponer una tesis de desastre y esclavitud de carácter intelectual”, señaló el Alcalde.  Antes ya defendió esta tesis cuando lideró una marcha para defender su modelo en Guayaquil. Y cuando  se  opuso  a la aprobación de la nueva Constitución. 
 
Para María Gloria Alarcón, presidenta de la Cámara de Comercio de Guayaquil, no fue una reunión política sino un diálogo para defender   la estabilidad económica del sector privado.  “No se trata de formar comités políticos ni de defensa. Son comités empresariales que deben hacer conciencia para  mantener sus fuentes de trabajo”, expresó.

Por su parte, Joaquín Zevallos, ex presidente  de la Cámara de Comercio,  solicitó que se   fortalezcan  los gremios y que sea  la Junta Cívica de Guayaquil la que lidere una propuesta de cambios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)