19 de junio de 2018 16:09

Los emprendimientos sacan a flote a los refugiados en Guayaquil

La organización HIAS realizó una feria gastronómica en la Universidad de Guayaquil. En el país hay 62 000 refugiados. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

La organización HIAS realizó una feria gastronómica en la Universidad de Guayaquil. En el país hay 62 000 refugiados. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hace 18 años se alejó de su tierra, San José del Guayabal, en Colombia. El conflicto armado acorralaba a su familia y decidió salir de su país para buscar refugio en Ecuador.

“Estábamos en medio de la guerrilla, no podíamos vivir allá. Había amenazas, extorsiones, secuestros…”, recuerda el hombre de 58 años, que ahora vive del comercio informal. El mercado de Durán (Guayas) es el sitio que suele recorrer a diario, para vender postres y bocadillos colombianos.

La mañana de este martes 19 de junio del 2018 instaló un puesto en la plazoleta de la Universidad de Guayaquil. Ahí se organizó la feria gastronómica Sin fronteras, una forma de celebrar el Día Mundial del Refugiado que se recuerda mañana.

Ecuador ha dado refugio a 62 000 extranjeros. Es el país que mayor protección internacional ha brindado en América Latina, como asegura Richard Olivo, coordinador zonal 5 y 8 del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Del total de solicitudes de refugio, más del 70% es aprobada. Son ciudadanos con problemas de vulnerabilidad por conflictos en sus países. El 98% es de Colombia; también hay de África y de Venezuela”, indicó.

Olivo explica que el área de Migración, del Ministerio del Interior, es la primera entidad en contacto con los extranjeros que solicitan refugio. A Cancillería se derivan los pedidos para el análisis y luego se aplica una entrevista para verificar información.

Cuando las solicitudes son aprobadas, inicialmente otorgan una visa humanitaria. Y luego se entrega una cédula de extranjería que facilita ciertos trámites en el país.

Según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, desde noviembre del 2017 hasta ahora han entregado 466 órdenes para emisión de cédulas, solo en Guayaquil.

La documentación facilita que los negocios que emprenden prosperen. Martha (nombre protegido) y su familia tienen un local de venta de tamales, postres de café y otros platillos, que también se sumó a la feria de este martes. Ellos llegaron hace ocho años y se instalaron en Guayaquil.

Preparar a diario las recetas los mantienen cerca del lugar donde nacieron, en el Eje Cafetero de Colombia. También les hace olvidar el temor que sentían. “Vivíamos rodeados por guerrilleros y paramilitares. Por las noches pasaban cerca de la casa y por eso emigramos. Era una zona roja”.

En Ecuador, la organización HIAS brinda capacitación, soporte psicológico y orientación para obtener préstamos a los refugiados y solicitantes de asilo. Karen Córdova, orientadora de medios de vida de esta entidad en Guayaquil, explica que parten de las destrezas que detectan para ayudarlos a buscar ideas de negocio.

“Queremos mostrar las habilidades que tienen. Independientemente de donde vengan son habilidades propias, que no necesitan cargarlas en una maleta, expresarlas en una visa ni en un documento de identidad”.

HIAS por más de 130 años ha trabajado alrededor del mundo para proteger a los refugiados que se han visto obligados a huir de sus países de origen, incluidas las minorías étnicas, religiosas y sexuales.

En el mundo, hasta finales de 2017 la agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reportó 68,5 millones de personas desplazadas en el mundo. Las guerras, la violencia y la persecución han conducido al desplazamiento forzado, que ha alcanzado un nuevo máximo histórico.

Conflictos tan distantes como el de Siria motivan a los afectados a viajar por kilómetros, en busca de seguridad. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)