24 de julio de 2018 14:56

Niño reportado como desaparecido fue hallado muerto en una quebrada de La Merced en Quito

El cuerpo de Emilio fue hallado en una quebrada. Foto: Dinapen

El cuerpo de Emilio fue hallado en una quebrada. Foto: Cortesía Dinapen

valore
Descrición
Indignado 84
Triste 40
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Emilio M., de 3 años, fue visto por última vez a las 18:30 del sábado 21 de julio del 2018 en el patio de su casa, ubicada en el barrio El Guangal Alto de la parroquia La Merced, en el suroriente de Quito.

Un día después, a las 16:00, el pequeño fue encontrado sin vida en una quebrada de ese sector en medio de los matorrales. Así lo informó la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen). Con base en la autopsia, los uniformados indicaron que el pequeño murió de forma violenta por asfixia y sumersión.

Al principio cuando notaron la ausencia del pequeño, sus padres comenzaron a buscarlo por el barrio sin obtener resultados. Luego presentaron la denuncia en la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased).

Los agentes de esa entidad aplicaron el protocolo de investigación y lo buscaron en diferentes puntos de esa zona. "Se procede a la localización del menor en posición cúbito dorsal (boca arriba) al interior de la quebrada sobre la maleza", se informó en Dinapen.

Tras el hallazgo, los uniformados comenzaron las investigaciones y la tarde del domingo apresaron a Ulises P. en los alrededores del barrio Guangal Alto, quien fue trasladado hasta la Fiscalía para las investigaciones. El papá de la víctima, Jefferson M., aseguró que el apresado es su primo.

El sepelio de Emilio se realizará al mediodía de mañana, 25 de julio del 2018, en el cementerio de Tarapoa en Cuyabeno (Sucumbíos - Amazonía), lugar del que son oriundos sus padres. Hoy por la tarde, su papá estaba consternado y pidió a las autoridades que se haga justicia y que el caso no termine en la impunidad. “Se trata de un niño inocente”.

Lo recordó como un pequeño alegre y travieso, que siempre le hacía bromas. Le encantaba ver los dibujos animados de Spiderman por Internet. No entiende cómo alguien puede hacerle daño a una persona indefensa.

Tras la desaparición, los allegados de Emilio M. emprendieron una campaña en redes sociales para localizarlo y se publicó su fotografía en Internet. El día de su desaparición, el niño vestía un calentador plomo, camiseta blanca con cuello naranja y zapatos azules de goma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (56)
No (13)