19 de June de 2009 00:00

Un emigrante halla el sitio para ver el Quito nocturno

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Un restaurante, el Don Colón, es su herramienta con la que busca afincarse nuevamente en Ecuador. Es el proyecto empresarial que emprendió a su retorno, luego de 44  años de   radicarse en EE.UU.

Para impulsar esta iniciativa, se valdrá de sus conocimientos en gastronomía, aquellos que le permitieron ganar  reconocimientos internacionales y de poder atender a  personajes como el cantante y actor Frank  Sinatra.

Colón Campos  es uno de   los miles de  emigrantes  que  fueron  tras nuevas oportunidades laborales.    Su primer trabajo fue de  mesero    y su rápido aprendizaje del  inglés le permitió avanzar a  barman, asistente de cocina  hasta ser un  chef de prestigio.

En los años 80 abrió su propio restaurante en Naples, Florida, EE.UU. Después inauguró uno más, el   Flemen, cuyo nombre hoy está concesionado  a  una cadena en la que trabajó   su hijo Colón como  uno de los chefs  graduados en la Universidad de Arte Culinario Johnson  on Wells.

Su espíritu emprendedor le llevó a establecer  otros dos  restaurantes en Cancún, México. Pero ante la arremetida del   huracán Gilberto, en 1985,  lo perdió todo y nuevamente volvió a  Naples para esta vez instalar el restaurante Pancho’s. Los reconocimientos, por sus recetas y la excelente atención, llegaron uno tras otro como una publicación en el  Naples Dayll News  excelente y los premios de la revista Haciendo y Comiendo de  La Florida, en 1994 y 1999.
 
Ahora,  luego de acogerse a la jubilación, a los 62 años, igual que las temporadas anteriores decidió  venir de vacaciones a Ecuador.  Un día, hace dos meses, que visitaba   el Centro Histórico de Quito quedó  cautivado y empezó a buscar  un espacio para   su nueva iniciativa.
 
Escogió este lugar porque “en una noche, mientras se departe con amigos o familiares, se   aprecia una panorámica única del Quito antiguo”. La oferta   va   orientada al cliente nacional e   incluye  desde  espagueti hasta langosta,     con recetas exclusivas.
 
La iniciativa de Campos por ahora genera  seis nuevas plazas de trabajo. Se  suman   las 1 230  de  otros 59 proyectos encaminados por emigrantes que retornaron y recibieron el apoyo  del Fondo Cucayo, de  la Senami, en  2008. Para este año hay un presupuesto de USD 2,5 millones  para alrededor de 300  proyectos empresariales, que generarán más de 6 000 empleos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)