Génesis Pinargote: ‘Mi bebé, Derek, necesita la medi…
Lenín Moreno redujo de 130 a 101 los entes públicos …
Entre padres de planteles particulares hay más inter…
Los municipios deben aplicar las restricciones desde…
Las motos tendrán 408 sitios exclusivos de estaciona…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 18 de mayo del 2021
Daños y pérdidas en Cuenca y Morona Santiago por las…
México reporta 52 nuevas muertes por coronavirus, la…

La emergencia rige para controlar el incendio forestal de Mazán

El alcalde Marcelo Cabrera declaró la emergencia en el bosque de Mazán-Alto, en el Parque Nacional Cajas por el incendio forestal. Foto: Cortesía del Municipio de Cuenca

El alcalde Marcelo Cabrera declaró la emergencia en el bosque de Mazán-Alto, en el Parque Nacional Cajas por el incendio forestal. Foto: Cortesía del Municipio de Cuenca

El difícil acceso al bosque de Mazán-Alto, en el Parque Nacional Cajas impide a las autoridades controlar las llamas del incendio forestal. Foto: Cortesía del Municipio de Cuenca

El Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal de Cuenca declaró este martes 13 de diciembre de 2016 en emergencia al bosque de Mazán-Alto, en el Parque Nacional Cajas. Allí, se registra un incendio forestal de gran magnitud, que afecta a 120 hectáreas de los sectores de Llaviuco y Pallcarumi.

Según el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, el objetivo de la declaratoria de emergencia “es defender nuestro bosque y asignar de forma oportuna los recursos económicos y el personal que permitan redoblar los esfuerzos para la atención del incendio forestal”.

Esta emergencia es atendida por 21 uniformados de las Fuerzas Armadas, 24 policías municipales, 26 miembros del Cuerpo de Bomberos de Cuenca, 15 bomberos forestales de la empresa municipal Etapa. Ellos se apoyan con la aeronave de la Policía, tres motosierras, 100 machetes y 113 kits de hidratación.

El alcalde Marcelo Cabrera declaró la emergencia en el bosque de Mazán-Alto, en el Parque Nacional Cajas por el incendio forestal. Foto: Cortesía del Municipio de Cuenca

El director de Gestión de Riesgos, Geovanny Iñamagua, señaló que el acceso a la zona es difícil por sus pendientes y no se puede ingresar con maquinaria. Además, las condiciones meteorológicas son inadecuadas para controlar el incendio.

Para Iñamagua, la declaratoria de emergencia permitirá adquirir los equipos necesarios para controlar el incendio. “También, se toman las medidas necesarias para precautelar el bienestar de las 10 familias que habitan en la parte baja del bosque”.

El Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal sesionará esta miércoles 14 de diciembre de 2016 para evaluar los avances de los trabajos.