Audiencia de acción de protección solicitada por Jor…
Jóvenes se unen en una campaña para prevenir suicidi…
Fausto Murillo recuperó su cargo como vocal del Cons…
Dos estudiantes que asistían a clases presenciales s…
Suiza levanta la obligación de uso de mascarilla y l…
Senescyt habilita sistema para que estudiantes solic…
La confianza global en los medios de comunicación au…
Dos personas que viajaban en una motocicleta cayeron…

Emelec quiere sacar ventaja del calor

Redacción Guayaquil

Emelec se ha planteado un objetivo claro: clasificarse a la Copa Libertadores. El cuadro eléctrico no participa en este torneo desde 2007.

Para alcanzar ese propósito, deberá superar a Liga de Quito en dos partidos. El primero se jugará este domingo en el estadio Capwell y el segundo en la Casa Blanca el 5 ó 6 de diciembre. El equipo que alcance el mayor número de goles en los dos compromisos jugará el  tercer cupo o repechaje en la Libertadores. 

“El desgaste físico es para los dos equipos”. Esa frase matizó las declaraciones que dieron, ayer, los jugadores de Emelec, luego de que conocieron que el partido se jugará a las 12:00.

Nuevamente, Emelec buscará sacar ventaja del calor de Guayaquil. Pero, según el portero y capitán Marcelo Elizaga, más allá de la temperatura, “será importante que no nos dejemos marcar goles en los primeros minutos”.

Los trabajos físicos se intensificaron ayer, “para alcanzar una mayor resistencia y un ritmo de juego que se mantenga durante los 90 minutos del partido”, según el Gustavo Paulluc.

Con trotes y piques en la cancha del polideportivo Los Samanes, lugar de concentración y entrenamiento de la plantilla azul, los jugadores esperan alcanzar su mejor estado físico. Lo que se quiere es  vencer no solo la resistencia del rival sino también el calor. 

A inicios de semana trascendió que la dirigencia millonaria había descartado al técnico Gabriel Perrone para el campeonato nacional  del próximo año. 

El estratega argentino dijo a este Diario  que no iba a darle importancia a esos rumores porque “con los directivos tenemos un plan que se debe ejecutar en dos años. Tengo contrato con el club hasta 2010”.