6 de September de 2009 00:00

Emelec consiguió buenos auspiciantes

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes 

Desde la infancia, los hermanos Fabricio y Rafael Correa vivieron la pasión del fútbol en las calles    Tomás Martínez y Baquerizo Moreno, en Guayaquil.



Más enlaces
 
Los directivos   Elías Wated  y  Nasib Nehme, presidentes del club y de la Comisión de Fútbol de Emelec, en ese orden, mantienen    una buena relación con el Mandatario y con el hermano de este, Fabricio Correa, a quien con frecuencia invitan a los partidos del torneo de fútbol.
Jorge Wated,   hijo  del Presidente de Emelec, es amigo  de Camilo Samán, presidente de la  Corporación Financiera Nacional, en donde es                  asesor.
Rafael Guevara   quiere ampliar el número de socios   y  crear    una   especie de            franquicias.Mientras el hoy  Presidente de la República jugaba de líbero (era un  defensa  rápido),  su hermano, con más de 1,90 metros de estatura, era guardameta.

Su cancha improvisada estaba en los patios del   colegio San José, que quedaba frente al departamento en donde vivían.

Fabricio, como arquero     fue campeón  en tercer curso del torneo     interno e intercolegial, en la categoría Inferior en los años setenta. Y en 1985 hizo la pretemporada en el plantel principal de Emelec,   club del cual son hinchas los Correa.

Veinticuatro años después, en escenarios diferentes, los hermanos se han constituido en puntales para reforzar las expectativas de Emelec en el fútbol.

Uno de los primeros acercamientos se dio el 8 de enero de 2007 entre   Ferdinand Hidalgo, presidente del club en esa ocasión,  con el Mandatario para solicitarle ayuda en la nacionalización del   golero argentino Marcelo Elizaga, hoy ecuatoriano.

Los trámites avanzaron rápidamente, incluso sin que Elizaga cumpliera dos años de permanencia, requisito básico de la Ley de Extranjería, hasta entregarle la carta de nacionalización, el 6 de febrero de 2007. Ese día, el golero le llevó a Correa un  buzo autografiado, que se lo entregó en presencia de María Fernanda Espinoza, canciller de esa época, y de Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia.

Ese hecho fue uno de los primeros en la estrecha relación que hoy mantienen los  Correa con los directivos del equipo de sus amores. Desde esa época hasta la fecha, se nacionalizó un segundo futbolista del mismo equipo (el colombiano Luis Guillermo Rivera), se consiguieron patrocinadores, se unieron amigos en común del Mandatario para fortalecer al Emelec.

Antes de eso, el Mandatario dijo en una     cadena sabatina, a  finales de 2008, que Emelec necesitaba  un respaldo  sin especificar de qué tipo.

En esa estrategia para apuntalar al equipo eléctrico ha sido clave la unión de Rafael Guevara, amigo del Presidente desde el colegio San José la Salle y director del proyecto Socio País de Guayas,  en la campaña 2006, con el directivo  Nasib Nehme, presidente de la Comisión de Fútbol y cercano a  Fabricio Correa, hermano del Mandatario.

Guevara, aficionado barcelonista que gerenció el área de mercadeo     con Isidro Romero en los noventa, se asoció con el dueño de la agencia de publicidad Percrea, Carlos Alvarado, hermano de Vinicio Alvarado, hombre influyente del Gobierno, para fortalecer la escuálida economía de Emelec.

Estos  últimos constituyeron una asociación llamada Unidad Ejecutora con  funcionamiento   independientemente de la Comisión de Fútbol y de la presidencia del club, con el propósito de captar patrocinadores para financiar el presupuesto de la institución. Esto fue a inicios de año, según Guevara.

En medio de esa alianza,   la presencia de  Fabricio Correa ha sigo determinante. Él     admitió a este Diario  que sí ha ayudado  al equipo de sus preferencias, al igual que su hermano. “El Presidente, con su apoyo  moral  y alguna gestión de nacionalización de jugadores extranjeros, mi persona haciendo        contactos para conseguir auspiciantes”.

En ese escenario, la llegada de Guevara, también amigo de Fabricio,  pasó a ser clave en la organización del equipo. Él logró que el dinero, producto de los auspiciantes,  pase por el  departamento que dirige para después transferirlo a la Comisión de Fútbol. Ese funcionamiento  es inédito en el balompié, el mismo que para Guevara  no tiene nada de nuevo porque esos fueron los acuerdos   de la empresa Percrea con el Emelec, cuyo  contrato   regirá hasta diciembre de 2011.

Después  vinieron todas las gestiones para fortalecer la economía del equipo, cuyo déficit de 2008 había terminado en más USD 500 000 por los pocos anunciantes que tuvieron y la mala campaña.

Antes de que lleguen Nehme y Guevara a Emelec, la situación   era modesta con presupuestos menores a los USD 3 millones y con pocos patrocinadores que usualmente no cubrían las planificaciones de los directivos. Por ejemplo, el auspiciador principal  (LG) de 2008 se unió la segunda semana de febrero.

Hoy, la  sociedad que dirige Guevara llegó a captar  14 auspiciantes, entre los que  están  las        venezolanas Pdvsa (Petróleos de Venezuela) y Seguros Constitución, las cuales  le significan  USD 3,5 millones  para     esta temporada. Aunque esa cifra  nadie la confirma ni la descarta.

Andrea Rosero, del departamento de Comunicaciones de la firma petrolera, dijo que “ha recibido instrucciones de no comentar el tema. Solo puedo decir que en los actuales momentos se está revisando el contrato que finalizará en diciembre”.

Sin embargo, Luis Fernando Rodríguez, ejecutivo de Pdvsa, le dijo  el 30 de enero de este año a este Diario, que la alianza había sido porque “buscaron un socio estratégico que pueda llevar su nombre”.   Emelec es el tercer equipo con adeptos en el país, con el 17,6%, después de Barcelona y Liga, según la compañía Brandim Marketing.

El apoyo de la petrolera al fútbol es para que esa marca se conozca en el país a través de los medios de comunicación. Así opina Rodrigo Regalado, gerente de proyectos de Brandim.  

“A ellos no les interesa hacer anuncios   publicitarios en la televisión o radios, sitios de influencia masiva”, argumenta.

Pdvsa,  que es  tercera en Latinoamérica y sexta en el mundo en su área,  según el ‘ranking’ de Petroleum Intelligence Weekly, también auspicia en Venezuela al equipo Zamora, el cual es presidido por  Adelis Chávez, hermano  del presidente  Hugo Chávez  (ver nota compartida).

Ese acercamiento de la petrolera con Emelec se lo hizo supuestamente por medio del Mandatario venezolano con el ecuatoriano. Esa es la versión de Freddy Rojas,   vicepresidente del Zamora. Así lo dijo a este Diario el 27 de agosto pasado, cuando su club jugó con Emelec, por la   Copa Sudamericana.

Wated, presidente del club,  y  Nasib Nehme,   dueño de la empresa Electrocables, quien viajó en delegaciones  con Correa   a Irán, en  2008, dicen  lo contrario. “Las gestiones fueron de los dirigentes”, argumentaron  los dos.

La presencia de Guevara ha sido determinante en el equipo  porque  en este período lograron captar USD 6 millones en ingresos de publicidad con otras firmas entre las que  se cuentan  la aerolínea LAN, Porta, Telmex, Cervecería Nacional, Almacenes Japón, Cuota Fácil   y Marathon Sports, entre otras. Él dice que no ha existido ninguna influencia política para atraer a los patrocinadores.

Ante eso, Fabricio Correa admite que “siempre va a haber mayor predisposición por parte de cientos de empresas al saber que van a apoyar al cuadro del Presidente de la República”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)