17 de August de 2009 00:00

Los eléctricos volvieron a ganar en el último minuto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN



Emelec

2

 1

OlmedoRedacción Deportes

Franco  Mendoza es un delantero que nunca pierde la fe. Siempre busca las opciones, no decae y pese a que ha tenido una campaña irregular, sus goles han sido fundamentales para que Emelec consiga victorias. Con la de ayer ya suman cuatro triunfos que el cuadro eléctrico consigue gracias a una anotación suya.

Antes fue Manta, después Liga de Portoviejo (con este gol, Emelec terminó en primer lugar en la primera fase y bonificó con tres  puntos a las instancias finales), después fue el Zamora de Venezuela y ayer fue el Olmedo. 



La figura
F.     Mendoza está en el momento preciso
Es el salvador de Emelec en este año. Su constancia y perseverancia son ejemplos para sus compañeros. Ayer anotó el cuarto gol clave. Antes fueron los tantos que le dieron el liderato, la clasificación a la liguilla y el gol en la Sudamericana.

La contrafigura
Joao Rojas  buscó el gol pero no lo encontró
El delantero no estuvo en su día y erró en las definiciones que se le presentaron ayer en el Capwell. Le faltó más coordinación con sus compañeros. Por ese motivo  fue reemplazado por el DT  Gabriel  Perrone.En las cuatro ocasiones, Mendoza anotó el gol de la victoria, siempre en el último minuto. Este detalle no ha pasado desapercibido por la hinchada eléctrica: el delantero argentino es casi idolatrado por  los aficionados que ayer volvieron a corear  con insistencia su nombre tras el partido.

Ayer, la inspiración de Mendoza le sirvió a Emelec para conseguir una victoria sufrida ante un rival  que ofreció dura lucha desde el inicio. En el primer tiempo, las fuerzas fueron parejas.

En el cuadro eléctrico no estuvo el golero Marcelo Elizaga, reemplazado por Xavier Klimowicz.  En punta atacaron desde el inicio  con Joao Rojas y Hernán Peirone.

Sin embargo, el prometedor delantero  ecuatoriano no tuvo una  jornada feliz. En tanto, Peirone lució ansioso por mostrarse, pero lejos del nivel que se espera de él.

Por su parte, Olmedo llegó a Guayaquil con la idea de  esperar a su rival y especular con el contragolpe. La fórmula dio resultado hasta los 49 minutos, cuando Jasson Zambrano abrió el marcador con una buena definición.

Sin embargo, el ‘Ciclón’ adelantó sus líneas  y consiguió el empate a través de Luis Benítez.
 
Parecía que el partido estaba juzgado y que Emelec volvía a resignar puntos. Entonces apareció  Mendoza, el salvador eléctrico  que saltó de la banca como siempre y definió el partido. Después celebró sacándose la camiseta como lo hizo cuatro veces antes...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)