31 de julio de 2020 08:02

Elecciones aplazadas en Hong Kong, donde crece la represión contra opositores

La jefa del ejecutivo, Carrie Lam, anunció el aplazamiento de las elecciones legislativas en Hong Kong. Foto: AFP

La jefa del ejecutivo, Carrie Lam, anunció el aplazamiento de las elecciones legislativas en Hong Kong. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El movimiento prodemocracia de Hong Kong sufrió el viernes 31 de julio del 2020 otro golpe con el aplazamiento de las legislativas debido al coronavirus, al cabo de un mes marcado por la descalificación de sus candidatos, la detención de estudiantes y las salidas al exilio de figuras de la oposición.

Un año después de manifestaciones sin precedentes en la excolonia británica tras su devolución a China en 1997, el poder central chino impuso, a finales de junio, una polémica ley en este territorio semiautónomo, denunciada por el bando prodemocracia como un instrumento legal para asfixiar cualquier disidencia.

Para muchos, anuncia el final del estatuto en Hong Kong, que sin embargo debería gozar de una amplia autonomía y libertades desconocidas en China continental hasta 2047, en virtud del principio “Un país, dos sistemas”.

En las semanas siguientes a la promulgación de la ley, se desató una amplia represión contra el movimiento prodemocracia.

Y este viernes, la jefa del ejecutivo local, Carrie Lam, nombrada por Pekín, anunció el aplazamiento de las elecciones de septiembre para elegir al Consejo Legislativo (Legco, el parlamento).

La resistencia seguirá


“Hoy anuncio la decisión más difícil de estos últimos siete meses [...] que es la de aplazar las elecciones al Consejo Legislativo” debido a un aumento de casos de coronavirus, dijo Lam.

El gobierno central chino calificó la medida de “necesaria, razonable y legal”.

Pero esta decisión avivará la cólera de la oposición, que había instado a Lam a no instrumentalizar la pandemia para protegerse de una debacle en las urnas.

El jueves 30 de julio, las autoridades habían anunciado la invalidación de la candidatura de militantes prodemocracia en estas elecciones.

“Nuestra resistencia continuará y esperamos que el mundo esté a nuestro lado en la batalla que está por venir”, declaró durante una rueda de prensa el que fuera el rostro del Movimiento de los Paraguas en 2014, Joshua Wong, de 23 años, y cuya candidatura también fue invalidada.

“Es sin duda alguna el periodo de fraude electoral más escandaloso de la historia de Hong Kong”, agregó.

A Joshua Wong, las autoridades también le denegaron el derecho a presentarse a las elecciones locales del pasado noviembre, en las que venció el bloque prodemocracia.

La descalificación de esas candidaturas ilustra la creciente influencia del poder central chino en la excolonia británica.

Asfixiar a la disidencia


Las autoridades locales presentaron varias razones para invalidar esas candidaturas a las legislativas de septiembre, citando entre ellas las opiniones de los prodemocracia contra la ley de seguridad y su negativa a reconocer la soberanía china.

Aludiendo a un insólito argumento, el ejecutivo local reprochó también a ciertos candidatos el hecho de que trataran de conquistar una mayoría en el LegCo.

El bando prodemocracia esperaba sacar rédito de la popularidad del movimiento de protestas del año pasado y de su éxito en las elecciones locales de noviembre para obtener, por primera vez, una mayoría en el LegCo.

El Consejo está compuesto de tal forma que, en general, suele inclinarse casi automáticamente del lado de los partidarios del Gobierno central.

Más de 600 000 hongkoneses habían participado a mediados de julio en las primarias organizadas por el campo prodemocracia en esta ciudad de 7,5 millones de habitantes, en una consulta que los analistas consideraron un éxito popular.

Tras las elecciones de 2016, varios responsables prodemocracia fueron descalificados por haber modificado deliberadamente su juramento para manifestar su hostilidad ante la influencia de China.

La invalidación de las candidaturas se produjo menos de 24 horas después de la detención el miércoles por la noche de cuatro estudiantes -tres hombres y una mujer de 16 a 21 años-, exmiembros de una organización que aboga por la independencia y que recientemente fue disuelta.

“El Terror blanco, la política del miedo están implementándose en Hong Kong” había denunciado el jueves un compañero de Joshua Wong, Nathan Law, que se exilió en Londres.

Hong Kong fue escenario en 2019 de un gran movimiento de protesta contra la influencia china, que generó masivas manifestaciones casi diarias y que degeneraron en violencia entre radicales y fuerzas de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)