6 de septiembre de 2018 15:41

Moradores se sienten afectados económicamente por el cierre de un tramo de la av. 6 de Diciembre, en Quito

Los manifestantes piden que se reabra la avenida 6 de Diciembre, en el sector del parque La Alameda. Foto:  Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los manifestantes piden que se reabra la avenida 6 de Diciembre, en el sector del parque La Alameda. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los propietarios de negocios localizados en la avenida 6 de Diciembre y Hermanos Pazmiño, centro de Quito, están preocupados. Aseguran que tienen pocos clientes y las ventas bajaron luego de que esa vía fuera cerrada por las obras del nuevo complejo legislativo.

Desde hace seis años, esos trabajos se realizan en un tramo la avenida 6 de Diciembre, desde la Yaguachi hasta la Piedrahita, el cual fue cerrado. Allí, una cuadra más arriba, los dueños de los locales colgaron pancartas y banderas negras con un mensaje: “#devuelvan la avenida 6 de Diciembre”.

El abogado Galo Vayas es presidente del Comité de Seguridad del barrio El Belén. “Nos unimos porque vivimos un clima de impaciencia. En el 2012, el entonces alcalde Augusto Barrera nos dejó la desgracia. Primero nos quitaron las líneas de la Ecovía, luego el Registro de la Propiedad. Finalmente los juzgados. La situación es caótica”.

A su juicio, antes había 1 720 abogados en ese sector. Ahora no llegan a 230. Además, las oficinas y locales están desocupados porque la circulación de gente y carros es baja. Ante esa realidad, pidió que la avenida 6 de Diciembre se abra nuevamente en el tramo de la Yahuachi y Piedrahita.

Que se devuelva la avenida 6 de Diciembre es el pedido del sector. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Que se devuelva la avenida 6 de Diciembre es el pedido del sector. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


“¡Que se abra la 6! ¡Que se abra la 6!”, eran los gritos de los manifestantes durante la mañana de hoy jueves 6 de septiembre del 2018. Julio Ayabaca maneja un laboratorio médico en esa zona y dijo que los pacientes se han reducido porque es demoroso llegar a ese punto desde el norte de la ciudad. Tienen que llegar a San Blas y luego regresar para acceder.

Los dueños de otros locales comerciales incluso ha reducido personal por las bajas ventas. Por ejemplo, Juan Míguez es propietario de la librería jurídica ONI y bajó de 10 a 5 empleados. Lo mismo expresó Rosario Mena, dueña del asadero pollos, quien pasó de 15 a 7. “Esto parece un pueblo fantasma. Quieren quitarnos la 6 de Diciembre a costa de favorecerse otros. Nos estamos comiendo las uñas”, expresó la mujer.

Vayas indicó que se ha enviado 49 comisiones al alcalde Mauricio Rodas pidiendo que les devuelvan el paso, pero “no nos han contestado”.

La próxima semana se realizará una asamblea para analizar las medidas de protesta que van a tomar. Una es realizar un plantón. Tampoco descartan colocar una pancarta o placa en la que se declare persona no grata al exalcalde Barrera. “Queremos poner un cartel enorme (…) Él es autor de todo y Rodas lo ha mantenido”, precisó Vayas.

Se quejaron que en ese lugar también se ha vuelto peligroso. A partir de las 16:00 aparecen desconocidos que roban a los transeúntes.

Lucrecia Guaña comercializa dulces en ese lugar desde hace 45 años. Contó que antes vendía hasta USD 80. Ahora apenas alcanza los USD 15. "Ya no tenemos para mantener a los guaguas. Mejor saco plata al chulco para llenar el puesto".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)