22 de marzo de 2020 17:54

Ecuatorianos varados en Argentina por covid-19 tienen incertidumbre y falta de dinero

María Augusta Pinto y Carlos Ruiz, ambateños varados en Buenos Aires. (sin máscaras). Foto: Archivo particular

María Augusta Pinto y Carlos Ruiz, ambateños varados en Buenos Aires. (sin máscaras). Foto: Archivo particular

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Jorge R. Imbaquingo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los viajeros ecuatorianos que no alcanzaron a regresar al país, una vez que se anunció el cierre de las fronteras el 17 de marzo pasado, tienen problemas comunes: falta de dinero, incertidumbre sobre el retorno y los trabajos, pocas opciones para hospedarse. Al menos es lo que han vivido María Augusta Pinto (54) y Carlos Ruiz (56), dos ambateños que iban esperanzados a Buenos Aires.

El oncólogo de Carlos le pidió que se hiciera un PET scan, un examen que muestra si hay cáncer. La noticia en sí era traumática, pues había superado un linfoma no hodking. Pero hace pocas semanas le detectaron un puntos nuevos en la garganta y el pulmón en un examen de rutina. Planificaron el viaje a Argentina, donde se puede hacer el chequeo PET scan.

Con sacrificio pudieron costear el examen y la estadía para seis días en Buenos Aires. El 13 de marzo llegaron a la Argentina, el chequeo se realizó el 16, pero para el 17 estaban vetados todos los vuelos comerciales internacionales a Ecuador.

Grace de la Torre fue a la graduación de su hijo Felipe Almeida. Foto: Archivo particular

Grace de la Torre fue a la graduación de su hijo Felipe Almeida. Foto: Archivo particular


El resultado del examen no concluye que los nódulos de la garganta signifiquen una reactivación del cáncer. Aun así, el médico tratante en Ecuador programó la intervención quirúrgica para ayer, 21 de marzo, en el hospital Santa Inés de Ambato, para extraer esos nódulos, porque en estos casos el tiempo apremia”, dice Pinto, vía telefónica desde Buenos Aires.

La pareja está desesperada, pues no puede reprogramar un vuelo de retorno. No solo eso, el hotel donde estaban cerró y tuvieron que desalojar el lugar. Un ecuatoriano les logró ubicar en un departamento, que les recibió un pago con tarjeta de crédito. “Estamos en un lugar en el que no conocemos, no salimos por seguridad y sin tener el respaldo del país. Nos sentimos rechazados por nuestro propio país”, dice María Augusta, quien dice que la embajada de Ecuador dice que no puede actuar mientras no haya un decisión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

“El daño sicológico que vivimos ahora es peor que la propia enfermedad de mi marido”, reflexiona María Augusta. En Buenos Aires, 89 ecuatorianos en espera de tomar un vuelo de retorno a Ecuador, pero hay 32 más en otras ciudades de Argentina.

Grace de la Torre fue a Buenos Aires para la graduación de su hijo, Felipe Almeida. Ella tenía su vuelo de retorno para el sábado 21. “Teníamos la esperanza de que la situación se resolviera, como el resto de pasajeros de otros países, que poco a poco han ido regresando. Los ecuatorianos somos los que tenemos el problema”.

Grace explica que al verse en esa situación se organizaron en un chat de Whatsapp y en Facebook. Allí pudieron ayudarse mutuamente, porque las plataformas de hospedaje de Argentina, con la crisis del covid-19, solo alquilan a extranjeros que hayan llegado antes del 5 de marzo a ese país.

Por otra parte, Grace explica que los ecuatorianos varados en Buenos Aires no pretenden que el Estado ecuatoriano les pague un vuelo, sino que haya una decisión del COE para que se abra la posibilidad de que vuelos humanitarios puedan llegar al país, pues dice que las aerolíneas les han dicho que se pueden hacer vuelos siempre y cuando haya garantías.

María Clara Chambers viajó al matrimonio de una amiga en Buenos Aires, que se había planificado desde hace una año. Su pasaje fue diferido para el 1 de mayo, es decir, su estancia planificada para siete días, podría ampliarse hasta 45 días.

Aparte de la cuestión económica y del problema del hospedaje, como el resto de los ecuatorianos que están en su misma situación, le preocupa que no haya un pronunciamiento oficial del Gobierno para definir qué va a pasar con los trabajos de las personas que se han quedado varadas en el exterior.

“Por ahora no tenemos ninguna respuesta, no sabemos qué va a pasar con nuestros trabajos. Sabemos que están en cuarentena, acá también, justo esa es la clase de respuestas que necesitamos, algún pronunciamiento del Gobierno, somos algunos compatriotas que trabajamos en el sector público y quisiéramos saber si va a haber algún tipo de excepción o de normativa para que al menos se aplique como vacaciones. Si nos quedamos acá hasta mayo será mes y medio de gastos... y encima más ¿perder el trabajo? Eso nos tiene angustiados”, finaliza María Clara.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)