17 de July de 2012 14:57

El zapallo es la esencia de la sabrosa arepa de Patate

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La arepa es un bocadillo apetecido en el cantón Patate, Tungurahua. Es similar al quimbolito, pero de color naranja, con condumio de queso y panela. El zapallo es la materia prima para su elaboración. Esta hortaliza madura en Píllaro, Ambato, Patate y Pelileo.

La planta se desarrolla a ras de suelo y no requiere de mayores cuidados. Las hojas son a corazonadas y sus flores amarillas atraen a las abejas o a los abejorros. Pueden producir entre cinco y ocho zapallos con un peso de 10 a 100 libras cada uno.

Roberto Lara cultiva este producto. Este agricultor cosecha la hortaliza en su propiedad ubicada en el barrio El Censo de la parroquia San Miguelito de Píllaro, a 45 minutos al oriente de Ambato. Él heredó esta actividad de sus padres y abuelos hace 20 años. Cultiva en seis hectáreas.

Él sabe que es una planta bondadosa. En el extenso terreno se mueve despacio. Da pasos cortos evitando pisar las guías que permiten el crecimiento de los frutos. “Si se pisa la rama se tritura y se seca. Es una planta delicada”.

Durante los últimos cinco años, decidió producir el zapallo de Castilla. Ese fruto es pequeño, carnudo y pesa de 20 a 50 libras cada uno. Cuando cosecha requiere un gran esfuerzo para cargar el producto en una camioneta y sacarlo al mercado.

En el huerto tarda de cuatro a cinco meses en desarrollarse, en especial en las zonas cálidas. El costo es de acuerdo con el tamaño va desde los USD 3 hasta los 20.

Este año cosechó 4 000 zapallos. Para trasladarlos contrató tres camiones que llegaron al Mercado Mayorista de Ambato. Sus clientes fueron comerciantes de Chimborazo y de Guayas. “Es un producto que no solo se consume en Semana Santa, sino todo el año, como en Patate que se elaboran las arepas tradicionales”.

En ese cantón, las arepas de zapallo se preparan envueltas en hojas de achira. La mayoría de habitantes y turistas disfruta del aroma y del sabor. Hay 10 locales con hornos a leña para su preparación. Luisa Cárdenas, de 72 años, es una de las amasadoras que empezó en este oficio en 1969.

Su local está en las calles González Suárez y Ambato, cerca del parque Central. Es una casa antigua de dos alas con techado de teja, paredes de adobe y vigas de madera. “La arepas patateñas son como el pan de Pinllo: sabrosas. Están elaboradas con colada de zapallo, harina de maíz, canela, mantequilla, panela, queso... La mezcla se coloca en una hoja de achira que luego se cose en el horno de leña. Esta tarda 10 minutos en asarse”, dice emocionada.

Los fines de semana y feriados, Cárdenas vende hasta 1 500 arepas. Cada una cuesta 25 centavos. Para eso cada 15 días compra 50 zapallos grandes y medianos.

Ximena Torres, de 69 años, también hace estos bocados “El turismo es intenso en vacaciones. Preparamos hasta 2 500 panecillos los fines de semana”.

El turista quiteño Alfonso Vinuesa disfruta de este panecillo siempre que visita Patate. “Es suave, dulce y no empalaga y se saboréa con un vaso de chicha de uva”.

Jorge Fabara, técnico agrícola, aporta con más detalles sobre este producto. “Los cultivos en Patate no son extensos. Las familias cuentan con hasta cinco plantas en sus terrenos”. En Tungurahua hay 600 hectáreas en producción. Están dispersas.

Fabara dice que por cada hectárea se obtienen unas 30 toneladas al año. Es decir, que se cosechan 18 000 toneladas anuales. Los meses de mayor producción son marzo, agosto y septiembre. En la provincia, 15 000 agricultores se dedican a este cultivo. Se desarrolla a 2200 metros de altitud.

Variedades y venta

Nelson Arcentales, agricultor de la zona de Leitillo en el cantón Patate, dice que en su sector se comercializan aproximadamente 6 000 zapallos por año. Cuenta con 50 plantas y cada una puede producir entre 5 y 8 frutos. Los oferta en los las ferias y en los mercados de los cantones Pelileo, Patate y Ambato.

Jorge Fabara, técnico agrícola, explica que cinco variedades de zapallo se cosechan en Tungurahua. Una de los principales es la de Castilla que contiene más pulpa y es más rendidora. Esta hortaliza también se utiliza para preparara sopa y colada.

El consumo de zapallo es bueno para la salud. Es rico en antioxidantes y betacaroteno que ayuda al cuerpo en la producción de vitamina A. Por su contenido antioxidante previene de las enfermedades cardiovasculares y potencia al sistema inmunológico.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)