Papa Francisco asegura que 'la alianza entre adultos…
Policía detiene a presunto involucrado en la explosi…
Hallan 190 tanques de gas abandonados en un bote en …
Sismo de magnitud 4.7 en zona de enjambres frente a …
EE.UU. prueba misil balístico intercontinental
El presidente surcoreano envía un nuevo mensaje conc…
Un ataque ruso causa cuatro civiles heridos en la re…
El 62% de los ataques con explosivos del país se com…

En Urcuquí, Imbabura, defienden los beneficios que trajo Yachay

La construcción tuvo un repunte por los nuevos inmuebles que se levantaron, como la residencia universitaria (foto).

La construcción tuvo un repunte por los nuevos inmuebles que se levantaron, como la residencia universitaria (foto).

La construcción tuvo un repunte por los nuevos inmuebles que se levantaron, como la residencia universitaria (foto). Foto: Álvaro Pineda para EL COMERCIO

Los habitantes, trabajadores y autoridades de Urcuquí están preocupados por el futuro del proyecto Yachay Ciudad del Conocimiento. Ante la incertidumbre se formó el Frente Unido de Defensa de Yachay, integrado por las comunidades, Municipio, comerciantes y transportistas de Urcuquí, estudiantes de la Universidad Yachay Tech, trabajadores y funcionarios de la empresa pública.

“No hay nada en concreto”, asegura Julio Cruz, alcalde del cantón. Se refiere al anuncio del Gobierno de que 7 de las 22 empresas públicas que hay en el país serán suprimidas hasta el 2021, entre ellas Yachay.

En la localidad se teme que si desaparece esa dependencia retorne el letargo en que vivía el cantón más joven de Imbabura hasta el 2014, cuando se empezó a configurar la Ciudad del Conocimiento, con la apertura de la Universidad Yachay. Aunque su incidencia comenzó un año antes, con la expropiación de las tierras.

No todo ha sido malo. La ciudad se dinamizó, asegura Fausto Cruz, propietario del Hostal La Primavera, la primera de siete centros de hospedaje que abrieron en los cuatro últimos años en el cantón.

Atrajo a tres cooperativas de crédito y a varias instituciones públicas, como el Registro Civil, Unidad Judicial Multicompetente, Fiscalía, Notaría, entre otras. Además, se instaló una unidad de Bomberos.

Antes, todos los trámites se realizaban en Ibarra. Incluso había que esperar que los socorristas de la casaca roja llegaran de esa ciudad -a 20 minutos de viaje- para que apagaran los incendios, recuerda Alberto Gallegos, un morador.

La presencia de Yachay también cambió el mapa de las actividades económicas de Urcuquí (ver info). La enseñanza apareció en segundo puesto, debido a la presencia de la Universidad, el Instituto Técnico Superior 17 de Julio y la Unidad Educativa del Milenio.

La construcción tuvo un repunte. La Dirección de Planificación del Municipio tiene aprobadas tres urbanizaciones: La Quinta, Sindicato de Trabajadores Municipales y Asociación de Empleados. Son conjuntos habitacionales de 80 a 90 casas, que se construirán próximamente.

Pero una de las obras principales fue el sistema de agua potable para Urcuquí y Yachay, que beneficia a 8 000 personas.

“Gracias a Yachay hemos logrado adquirir, por primera vez en la historia del cantón, créditos no reembolsables de USD 3,5 millones, provenientes del Estado y del Gobierno español”, dice Cruz, quien maneja un Municipio con un presupuesto de USD 5 millones.

Lo negativo, sin embargo, fue la especulación del valor de la tierra. Sandro Gómez, director de Planificación del Cabildo, recuerda que el metro cuadrado de los predios que costaba USD 10 subió a 100.

Pero ahora que ronda la incertidumbre están bajando poco a poco, asegura sin dar cifras.

Los trabajadores y funcionarios temen perder sus empleos. Es por ello que un grupo de servidores de la empresa pública formó un sindicato.

“Estamos organizados 186. Pero luchamos por los derechos de los 346 compañeros amparados por el Código del Trabajo y los 100 que laboran bajo la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep)”, explica Kiwar Salazar, secretario general del sindicato.

En la administración de Jorge Martínez, gerente de Yachay EP, entre el 5 de julio del 2017 y el 22 de febrero del 2019, fueron desvinculadas 260 personas, amparándose en la Losep.

Eso representó una reducción del gasto: de USD 11,9 millones a 6,5 millones, según Yachay. Hasta ayer no se nombraba al reemplazo de Martínez.

Los miembros del Frente de Defensa se reunirán la próxima semana, en cinco mesas de diálogo, para tratar temas de educación, salud, producción, gobernabilidad e infraestructura. A estos encuentros también fueron invitados los representantes estatales.

El objetivo de la reunión es reactivar las 1 548 hectáreas de terrenos productivos disponibles mediante inversión público-privada. Igualmente, se establecerán planes de negocios con empresas.