Robots de entregas amenazan los trabajos de millones…
Francia aplicará pruebas covid-19 a alumnos de clase…
La emisión de lava del volcán en Palma es mucho mayo…
Una veintena de heridos en una explosión en un edifi…
Gobierno británico empleará conductores del ejército…
Biden asegura que México es el amigo ‘más cerc…
Metro de Quito ha tenido cinco gerentes en esta Alcaldía
Gobierno empezó diálogos legislativos para su ley

Tungurahua pide corredor humanitario por el paro nacional

Las calles y avenidas de Ambato fueron bloqueadas por grupos de indígenas. Quemaron llantas y controlaron que no haya comercio en esas zonas. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Las calles y avenidas de Ambato fueron bloqueadas por grupos de indígenas. Quemaron llantas y controlaron que no haya comercio en esas zonas. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Las calles y avenidas de Ambato fueron bloqueadas por grupos de indígenas. Quemaron llantas y controlaron que no haya comercio en esas zonas. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

El cierre de vías en la Sierra Centro es total. Llantas encendidas, troncos, tierra y escombros bloquean en ingreso de productos del campo en Tungurahua, Chimborazo y Cotopaxi.

Grupos de agricultores que comercializan sus productos evitan a los comuneros indígenas que recorren las plazas, mercados, locales comerciales, barrios y ciudadelas de la urbe para impedir la venta de los productos.

Mientras que en Tungurahua, en la Asamblea Provincial desarrollada el sábado a las 18:00 se analizó la situación actual de abastecimiento de alimentos y de gas de uso doméstico. En el evento participaron el Prefecto de la provincia, ocho de los nueve alcaldes de Tungurahua, los sectores productivos y colegios profesionales.

Ahí resolvieron exhortar al Gobierno Nacional a la revisión del Decreto Ejecutivo 883 a fin de que retorne la paz. El documento detalla que en el momento que vive el Ecuador es primordial abrir espacios de diálogo eficaces, bajo principios y derechos universales.

Entre otras de las resoluciones está solicitar a la dirigencia de la Conaie dé las facilidades necesarias para establecer un corredor humanitario y sanitario. Solicitar al sector del transporte que colabore en forma efectiva.

También, apoyar la decisión política y el funcionamiento del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial y cantonal para que su accionar responda a las necesidades de la población y declararse en sesión permanente. “Llevaremos los planteamientos de Tungurahua y entregaremos en las manos del Presidente de la República para que se derogue el decreto y con la dirigencia indígena para que se permita el corredor humanitario”, dijo Manuel Caizabanda, prefecto de Tungurahua.

En el centro de Ambato, el sector campesino e indígena recorrió las calles, avenidas, plazas y mercados impidiendo la comercialización de productos. El alcalde de Ambato, Javier Altamirano, afirmó que es la mayor crisis que vive la ciudad, cuando más de 100 000 personas se quedaron sin agua durante cuatro días por el apoderamiento del sector indígena de las plantas de tratamiento de Tilulúm.

A esto se suma el desabastecimiento que afronta la urbe y la afectación del sector productivo. “Luego de la crisis debemos ir a trabajar con fe para salir adelante”, dijo Altamirano en una concentración por la paz en los bajos del Municipio.

El plantón fue parte del acuerdo con las organizaciones indígenas de Pasa y San Fernando para restablecer el servicio de agua potable en la planta de Tilulum.

En Cotopaxi el desabastecimiento de gas de uso doméstico, combustibles, alimentos y medicinas afecta a la población. Las ferias de productos están interrumpidas y las plazas y mercados de la ciudad no abrieron sus puertas. Las vías de ingreso y salida a Latacunga están bloqueadas. Luis Muñoz, vecino del sector de Lasso, contó que los ingresos están cerrados. Cada 100 metros de la vía E35 hay piedras y ramas.

En Chimborazo la situación es similar. Las organizaciones indígenas tienen cerradas las vías que conducen a Ambato, Cuenca, Guayaquil y Cuenca, también los ingresos y salidas a los cantones de la provincia.

Se siente con más fuerza el desabastecimiento de gas, combustibles y alimentos.

En la Sierra Norte, las principales vías que conectan a Imbabura con Pichincha siguen bloqueadas. Están inhabilitadas la Ibarra-Otavalo-Cajas y la Ibarra-Zuleta-Cayambe.

En esos ramales indígenas, transportistas y grupos sociales colocaron obstáculos.

El cierre de vías ha provocado desabastecimiento de combustibles. La tarde de ayer solamente la Estación de Servicio El Olivo, de Ibarra, vendía gasolina y diésel. En el lugar se formó una larga fila.

El fin de semana reabrieron las puertas los mercados. Ayer hubo dos ferias libres en Ibarra.

Suplementos digitales