‘No era un monstruo’ dice la madre de Sa…
800 nuevos policías para reforzar seguridad en zonas…
Juntas de Derechos piden acciones para proteger a es…
¿Circula en auto en Quito? Estos contraflujos están vigentes
Debanhi Escobar: autoridades exhumarán su cuerpo par…
Investigadores en España obtienen la secuencia del v…
Así se deberían usar las tarjetas de crédito
Francisco Jiménez asegura que Gobierno no renuncia a…

Tráfico intenso en la vía Alóag-Santo Domingo

Congestión vehicular en la Alóag-Santo Domingo. Foto: EL COMERCIO

Congestión vehicular en la Alóag-Santo Domingo. Foto: EL COMERCIO

Hasta el mediodía de este miércoles 1 de enero del 2014, el tránsito fue intenso por la vía Alóag -Santo Domingo, en la provincia de Pichincha de Ecuador.

Desde las 10:00 se observó el paso de los viajeros que se trasladaron a la Costa, especialmente a la playa, por el feriado de Fin de Año que comenzó el sábado 28 de diciembre en el territorio ecuatoriano.

Los largos cinco días de descanso fueron posibles luego de que el presidente Rafael Correa emitiera un decreto que estableció que el 30 y 31 de diciembre del 2013 fueran considerados como feriado.

Ambos carriles de la vía Alóag, tanto de subida como de bajada, estuvieron con tráfico intenso. Durante el camino, una lluvia que comenzó la noche del 31 de diciembre en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas acompañó a los turistas en buena parte de los 100 kilómetros de la carretera, que une la Costa con la Sierra ecuatoriana. La lluvia fue fuerte y así comenzó el nuevo año en Santo Domingo de los Tsáchilas .

Cerca del peaje del sitio Santa Rosa, se formaron dos filas por alrededor de 10 minutos, debido a que sólo estaban atendiendo dos de las tres casetas para el pago de un dólar por peaje. Ante la larga columna de vehículos, enseguida habilitaron la caseta y hubo más fluidez del tránsito hacia el poblado de Alóag.

Mientras se subía por la cordillera andina se observó el paso de vehículos con placas de Colombia. Como es costumbre, cada inicio de año, los vecinos colombianos viajan a las playas ecuatorianas, especialmente de las provincias de Esmeraldas y Manabí, para vacacionar.