En busca de reparación por médicos fallecidos por covid
Disputa de territorios para venta de droga ya deja v…
Testimonio de comerciante que fue embestida por un a…
Producción petrolera cae 6% en un año
Ante movilizaciones, Ejecutivo abre a más organismos…
Dos hermanos participaron en ensayos de vacuna china
Estos son los mejores países para jubilarse, según ranking
Nuevo pedido de juicio político contra el exministro…

Toque de queda durante 15 días en El Oro por la variante Delta

Las grandes aglomeraciones son recurrentes en el sector comercial de la Bahía, en el centro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Solamente en la provincia de El Oro se aplica el toque de queda, luego de la declaratoria del estado de excepción, dispuesta en el Decreto 116 por el presidente Guillermo Lasso.

En el caso de Guayaquil, donde también está vigente el estado de excepción, solo habrá restricciones en los aforos de los espacios y en el transporte público.

Esta medida excepcional rige desde las 20:00 de ayer, 14 de julio del 2021, y se extenderá hasta el 28 de este mes en ambas localidades.

El presidente Lasso expidió el decreto para evitar que la variante Delta del coronavirus se propague al resto del país. Por ahora, ese virus ha sido detectado en El Oro y Guayaquil.

En la provincia orense, el toque de queda durará 15 días, con diferentes horarios de lunes a jueves y de viernes a domingo.

Tras la declaratoria, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Guayaquil acogió el decreto en su totalidad y se estableció el nivel de Alerta 2 durante los 15 días.

Con este paso de la alerta epidemiológica de 1 a 2, el aforo en los establecimientos se reduce del 75% al 50%.

Guayaquil también analiza las estrategias para realizar una mayor vigilancia epidemiológica y acelerar el proceso de vacunación. Durante una sesión del COE cantonal de ayer, la alcaldesa Cynthia Viteri activó la alerta, aunque aclaró que las cifras de casos nuevos de covid-19 son estables.

“Los casos Delta no han sido confirmados en Guayaquil, eso no quiere decir que no existan”, dijo luego de puntualizar que los 10 reportes del Ministerio de Salud son de El Oro. Cinco personas fallecieron y registraban comorbilidades.

Entre los casos está una mujer que fue atendida en un hospital guayaquileño en junio pasado. Por eso el cantón fue incluido entre las regulaciones.

Todos los diagnosticados con la variante Delta reportaron los síntomas, entre mediados y fines de junio. Así se detalla en un informe del COE nacional, que en su resolución del lunes recomendó al presidente Lasso aplicar el estado de excepción focalizado.

36 personas están dentro de los cercos epidemiológicos por haber tenido un contacto cercano con quienes dieron positivo a la variante. Francisco Pérez, subsecretario de Vigilancia de la Salud, aseguró que son monitoreados y pasan por exámenes. Además, hacen seguimiento en las zonas con mayor número de casos.

El cerco se extendió a Guayaquil. La coordinadora zonal 8 de Salud, Alexa Zambrano, dijo que los médicos que tuvieron contacto con la paciente pasaron por hisopados que resultaron negativos, pero hoy repetirán las pruebas.

El control también abarca un contacto más, que no ha presentado síntomas. Por precaución, la vigilancia de este último caso se amplió a la zona aledaña a su domicilio, con pruebas de antígeno.

Según datos del COE cantonal, Guayaquil no registra un aumento de casos. El uso de las UCI para covid-19 está en un 75% de ocupación y la mortalidad bajó de ocho a seis decesos, en promedio diario.

Otro tema que preocupa en Guayaquil es el ausentismo en los centros de vacunación, que alcanza el 45%. Por eso Viteri advirtió con aplicar restricciones para el ingreso a los restaurantes, centros comerciales y uso del transporte público a quienes no cumplan con la inmunización. “El carné de vacunación será su pase de entrada si quieren salir de sus casas”.

En esta semana el Cabildo planifica abrir tres vacunatorios, adicionales a los cuatro que venían funcionando. Con esa infraestructura esperan pasar de 36 000 a 96 000 vacunados por semana.

Machala, en El Oro, se ha convertido en el epicentro de los planes para contener a la variante Delta. La Prefectura firmó un acuerdo con el Ministerio de Salud para abrir más espacios de vacunación.

El prefecto Clemente Bravo aseguró que la provincia tiene un “alto nivel de riesgo y vulnerabilidad”, debido a la intensa movilidad humana en la frontera del cantón Huaquillas, rodeada por los pasos clandestinos con Perú.

La provincia tiene un 37% de su población inmunizada, al menos con una dosis.

El viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, José Ruales, dijo que se necesita llegar al doble para tener un respiro frente a la Delta que, si bien no es más letal, su tasa de contagio es seis veces mayor.

“Hasta el momento, a pesar de que la variante aparentemente viene circulando hace algunas semanas, no hemos tenido un incremento de la mortalidad”, dijo el viceministro.

Para evitar la propagación de esta variante del virus está prohibida la circulación del transporte público interprovincial hacia el resto del país, según el estado de excepción.

Sin embargo, hay libre tránsito para los vehículos particulares, sin restricción de placas, por fuera del toque de queda.

La Policía podrá ingresar a la propiedad privada para intervenir en fiestas o reuniones, donde haya aglomeraciones.

Suplementos digitales