María José Carrión recibe a taxistas en la Asamblea y cuestiona a Uber y Cabify

Los taxistas acudieron a la Asamblea Nacional la mañana de este 17 de julio del 2019 ahí entregaron un documento con los pedidos que hacen a la Legislatura. En la foto, la asambleísta María José Carrión acompañó a los choferes del gremio. Foto: API

Los taxistas acudieron a la Asamblea Nacional la mañana de este 17 de julio del 2019 ahí entregaron un documento con los pedidos que hacen a la Legislatura. En la foto, la asambleísta María José Carrión acompañó a los choferes del gremio. Foto: API

Jorge Calderón, presidente de Fedotaxi (con el micrófono), pidió que la ANT y Arcotel sancionen a las plataformas Uber y Cabify. A su lado, la asambleísta María José Carrión. Foto: API

La movilización convocada por los dirigentes de la Federación Nacional de Operadoras de Transporte en Taxis (Fedotaxis) este miércoles, 17 de julio del 2019, tuvo su primera escala en la Asamblea Nacional, en Quito, donde fueron recibidos por María José Carrión, legisladora del movimiento oficialista Alianza País. 

Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Pichincha, fue puntual al precisar que la marcha es en contra de la “pretensión de incluir nuevas modalidades de transporte que afectan nuestro trabajo”. Los transportistas cuestionan la operación en Ecuador de las plataformas tecnológicas Uber y Cabify, que ofrecen movilidad a usuarios que deciden contratar el servicio a través de aplicaciones (‘apps’).

Los taxistas piden que no se incluya a las plataformas tecnológicas en la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial que se discute en el Legislativo.

“Exigimos a la Comisión ocasional (de la Asamblea) que preside Fausto Gavilánez que se incorpore que en esta disposición conste que la Agencia Nacional de Tránsito y Arcotel suspenda y sancione a los aplicativos extranjeros transnacionales que no son personas jurídicas”, dijo Jorge Calderón, presidente de Fedotaxi, en las gradas de la Asamblea Nacional, acompañado por la legisladora, quien antes se abrió paso por entre policías antimotines para permitir el acceso de un grupo de dirigentes.

María José Carrión tomó el micrófono en la improvisada tribuna de la escalinata de la Legislatura para enfatizar, en medio de palmas, que “las transnacionales abusan de esta necesidad y de la inexistencia de norma”, mientras que a los taxistas les obligan a que “cumplan con nueve, 10, 11, 12 requisitos, dos, tres, cuatro revisiones (vehiculares), y ellos nada, ni siquiera la licencia profesional; no es correcto”. 

Fotos: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El gremio del taxismo también cuestiona las reformas relacionadas al servicio de transporte que podrían prestar las camionetas. Y reclamaron el cumplimiento de las compensaciones, tras la eliminación de subsidios de los combustibles.

Los taxistas se movilizaron desde el parque El Arbolito hasta la Asamblea Nacional, donde fueron recibidos por la legisladora María José Carrión. Fotos: Eduardo Terán / EL COMERCIO

“Estamos cansados del diálogo. Nos hemos reunido durante siete meses. En el Congreso Nacional de Taxistas, que se realizará en Riobamba, decidiremos si tomamos otras medidas”, dijo Calderón.

Uniformados de la Policía Nacional y Agentes Metropolitanos de Tránsito acompañaron la marcha, que luego avanzó hasta el Palacio de Carondelet, donde mantuvieron una reunión con el Gobierno.

Los dirigentes no escatimaron en halagos para la legisladora Carrión, a quien incluso llamaron “madrina del taxismo“, luego de llegar a cuatro acuerdos con el régimen, tras una movilización que convocó a cerca de 5 000 conductores en Quito, y que tuvo apoyo en Guayaquil, Tulcán, Loja y Ambato