Francia aprueba la prohibición de terapias de reorie…
Turista neerlandesa multada por hacer saludo nazi en…
Depósito marino causa derrame de 20 toneladas de pet…
El Papa pide paz en Ucrania: ‘Por favor, nunca…
Berlusconi, hospitalizado en Milán con una infección
Hungría donará a Ecuador 150 000 dosis de AstraZeneca
El relleno sanitario de El Inga será cerrado
Los contribuyentes ya sienten el incremento del impu…

70 000 autos pasarán de la revisión manual a la técnica

Los conductores realizan las revisiones de sus vehículos, en el Centro de Revisión Técnica Vehicular de Pelileo. Foto: Modesto Moreta / EL COMERCIO

No más de 15 minutos tomó a los supervisores revisar el estado de un Chevrolet Aveo, que Óscar Tite adquirió en 2016. Su auto ingresó al hangar donde están los equipos para medir la emisión de gases, estados de las luces, sistemas de suspensión, de frenos, entre otros indicadores.  

No tuvo contacto con los 16 técnicos que realizan este trabajo en las tres líneas que dispone el Centro de Revisión Técnico Vehicular (CRTV) de la Mancomunidad de Municipios de Tungurahua y que funciona en el cantón Pelileo, desde octubre de 2019.  

Este es el segundo año que este joven de 25 años pasa la revisión vehicular en este centro, que da el servicio a ocho municipios de esta provincia, con excepción de Ambato.

El paso de la revisión manual a la técnica arrancará en Ambato en enero próximo, en modernas instalaciones que ya están listas. Lo mismo ocurrirá en Guaranda (Bolívar).

Mientras tanto, en Latacunga, en la provincia de Cotopaxi, ya se dio este salto el pasado 4 de noviembre, tras la implementación de su CRTV.  

La inversión en infraestructura y equipos tecnológicos en estos cuatro centros de la Sierra centro suma USD 8 millones. Una vez que todas entren en funcionamiento se prevé la revisión y matriculación de 170 000 vehículos anuales.

Tite resalta que no ha tenido problemas para pasar las pruebas técnicas. “La clave del éxito es darle mantenimiento frecuente para que el vehículo esté en buenas condiciones por nuestra propia seguridad”, contó con alegría, tras recibir el informe para que pueda matricular su vehículo.

La Mancomunidad de los ocho municipios de Tungurahua inauguró el sistema de chequeo técnico, en octubre del 2019, con una inyección de USD 2,5 millones.

La infraestructura se levanta en un área de 10 000 m2; cuenta con dos hangares y tres líneas de atención para cubrir a 35 000 automotores al año.  

Hernán Pico, gerente de la Mancomunidad, explicó que esta entidad se creó tras la firma de un acuerdo suscrito en abril del 2012 por los alcaldes de Tisaleo, Mocha, Quero, Patate, Baños, Pelileo, Cevallos y Píllaro. En todo el proceso contaron con el asesoramiento y la capacitación de los técnicos de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y la ex Senplades.

En febrero pasado, el Consejo Nacional de Competencias recategorizó a la Mancomunidad y la elevó al modelo de gestión tipo A; es decir, desde el próximo año, contará con los agentes civiles de tránsito para el control operativo. “Somos parte de los 20 municipios a escala nacional que asumimos el control operativo”. 

Entre tanto, en el Centro de Revisión Técnica de Latacunga, un grupo de supervisores efectúa la revisión técnica desde inicios de este mes, especialmente de las operadoras del transporte público y comercial. Este funciona en la parroquia Belisario Quevedo. En este caso, la inversión superó el millón de dólares. Tiene dos líneas de revisión.  

Segundo Yupangui, jefe encargado la Unidad de Movilidad del Municipio, explicó que el proceso comenzó en el 2017 con la construcción del hangar, las oficinas de atención, las vías de acceso y el parqueadero. El objetivo es matricular unos 30 000 vehículos anuales. “Desde que iniciamos las revisiones en el transporte público no hemos tenido problemas en las pruebas de emisión de gases, ya que las unidades son modernas”, dijo Yupangui. 

La infraestructura y el equipamiento del Centro de Revisión Técnica Vehicular de Ambato está listo para funcionar el primer mes del próximo año y se atenderá a 75 000 unidades anuales, en cinco líneas de revisión. El costo bordea los USD 3,5 millones.

De acuerdo con Kléver Padrón, director de Obras Públicas del Cabildo, la construcción estuvo a cargo del Consorcio Estructuras y Proyectos.

El CRTV se levantó en un área de cuatro hectáreas y dos construcciones de 1 200 metros cuadrados cada una, en el sector de Shuyurku, en el ingreso oriente de la ciudad.  

En la primera nave funcionará el área administrativa y en la segunda, la revisión vehicular. Dos serán para autos livianos, dos para pesados y una mixta.  

En Guaranda, el centro de revisión ya está completo con dos líneas de revisión para recibir a 10 000 autos anuales, en el sector de la Terminal Terrestre de esa ciudad.

Juan Carlos Balseca, director de la Unidad de Tránsito de Guaranda, aseguró que el proyecto arrancó hace un par de años y concluyó este 2021. “Estamos a la espera que la ANT apruebe el funcionamiento”. La inversión fue mayor a USD 250 000. 

Suplementos digitales