Papel de asambleístas independientes vuelve al debat…
Carné de vacuna se vuelve otro ‘pasaporte’ y da calma
Los kichwas se aferran al Inti Raymi, pese a restricciones
Puembo, de tierra de haciendas a zona con casas exclusivas
La disputa del narcotráfico eleva el crimen en Manabí
Aplicaciones móviles para blindar al teléfono celular
La ansiedad generalizada requiere de psicofármacos
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 21 de junio del 2021

Seis prefecturas pidieron al Gobierno la entrega de los bienes patrimoniales del tren para administrarlos

El acto se realizó en el salón principal del Consejo Provincial de Cotopaxi hoy, viernes 11 de diciembre del 2020.

El acto se realizó en el salón principal del Consejo Provincial de Cotopaxi hoy, viernes 11 de diciembre del 2020.

El acto se realizó en el salón principal del Consejo Provincial de Cotopaxi hoy, viernes 11 de diciembre del 2020. Foto:

Los prefectos de Guayas, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo e Imbabura firmaron una Carta de Intención solicitando al presidente de la República, Lenín Moreno, la entrega de la administración provincial de los bienes declarados en Patrimonio Cultural Histórico de la Empresa Ferrocarriles del Ecuador, en liquidación.

El acto se realizó en el salón principal del Consejo Provincial de Cotopaxi hoy, viernes 11 de diciembre del 2020. El documento también está dirigido a los ministros de Trasporte y Obras Públicas y de Turismo, y al Presidente de la Asamblea Nacional.

Jorge Carrera, exgerente de Ferrocarriles del Ecuador, explicó que cuando asumió la administración encontró a la empresa en el abandono y convertida en un cementerio de chatarra y sin equipos. Pero en el 2014 luego de varios años de gestión e intervenciones comenzó nuevamente a funcionar y logró movilizar a 200 000 turistas, 40 000 personas vulnerables en forma gratuita y se generaron 5 000 puesto de trabajo directos e indirectos, y se fortaleció el eje turístico.

Indicó que la idea de los prefectos es positiva porque se intenta crear un tren multipropósito no solo turístico, si no de carga de mercancías, de personas y que una a los puertos, aeropuertos y centros de acopio para que genere desarrollo del sector productivo. También el costo del flete se reducirá entre el 20 y 25% e implicaría obtener mayores ingresos económicos que beneficiarían a los pequeños emprendimientos, negocios e industrias.

Puso como ejemplo que el 65% de los turistas que visitaban Chimborazo llegaban para viajar en el tren a la Nariz del Diablo. “Los prefectos tienen un reto grande de armar un proyecto logístico para mover el tren que beneficie a toda la comunidad”, dijo Carrera.

Al evento asistieron las prefectas del Guayas, Susana González, y de Pichincha, Paola Pabón; de Cotopaxi, Jorge Guamán; la viceprefecta de Tungurahua, Saida Haig y los representantes de Chimborazo e Imbabura.

Parte del documento detalla que: “El Acuerdo Ministerial 029 publicado en Registro Oficial Suplemento No. 370 de 30 de junio del 2008, menciona que la Red Ferroviaria del Ecuador se considera Monumento Civil y Patrimonio Histórico Testimonial Simbólico compuesta por terminales, estaciones, túneles, puentes y sedes de alojamiento de los técnicos extranjeros que intervinieron en la construcción del trazado de la línea férrea”.

“En este sentido la Carta Magna de la República del Ecuador, menciona en su numeral 3 del artículo 3 de la Constitución Política de la República del Ecuador, que es deber primordial del Estado Ecuatoriano defender el patrimonio natural y cultural del país, y proteger el medio ambiente, como base de nuestra identidad nacional”, cita el documento.

Paola Pabón, prefecta de Pichincha, aseguró que el pedido que se realiza al Gobierno a través de la carta de intención es que se traspase los bienes patrimoniales, acceder al derecho de vía y tener la competencia concurrente sobre la gestión de los tramos que están en cada una de las provincias. “Hay tramos que son sostenibles financieramente y se volverían en un eje fundamental para el desarrollo turístico, del sector empresarial y de las comunidades”.

Aseguró que hay toda la predisposición de las prefecturas, pese a la difícil situación financiera que atraviesan por las deudas del Gobierno, para administrar este bien patrimonial del Ecuador. “El Gobierno no está midiendo la importancia económica del tren en nuestros territorios. Es indignante que se haya chatarrizado un grupo de vagones, que pese a que no son patrimonio eran necesarios para preservar y resguardar el patrimonio”.