Paciente que padece la variante brasileña mejora; los hospitales de Loja están colapsados

El hospital Manuel Ignacio Montero de Loja está colapsado de pacientes covid-19 y con un promedio de ocho en lista de espera por una cama UCI. Foto: Cortesía Lindon Sanmartín

El hospital Manuel Ignacio Montero de Loja está colapsado de pacientes covid-19 y con un promedio de ocho en lista de espera por una cama UCI. Foto: Cortesía Lindon Sanmartín

El hospital Manuel Ignacio Montero de Loja está colapsado de pacientes covid-19 y con un promedio de ocho en lista de espera por una cama UCI. Foto: Cortesía Lindon Sanmartín

La salud del primer paciente diagnosticado con la variante brasileña del coronavirus, denominada P.1, mejora. Los galenos del hospital Manuel Ygnacio Montero de Loja tenían previsto iniciar, este jueves 15 de abril del 2021, la fase conocida como el ‘destete de oxígeno’.

Según el coordinador de la zonal 7 del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Ricardo Bueno, el tratamiento aplicado está dando resultado y por eso empezarán a quitarle la cantidad de oxígeno desde la máquina, para lograr la autonomía respiratoria.

Si conseguimos eso, el paciente pasará a hospitalización para continuar con el tratamiento médico, explicó Bueno. El hombre de 42 años lleva 18 días intubado y es oriundo del cantón Yantzaza. Aún no se determina cómo se contagió.

Pero las autoridades del Ministerio de Salud Pública siguen levantando la información y hay nuevas hipótesis. Por ejemplo, conocen que el 19 de marzo de 2021 el paciente arribó de Cuenca a Loja y se hospedó en el hotel donde se desarrollaba la fiesta, con más de 70 asistentes.

Otro dato importante es el retorno de un grupo de jóvenes lojanos desde Brasil, que había participado en un curso en ese país. Con esos detalles se examina -dentro del cerco epidemiológico- que el hombre se contagió en Cuenca o Loja.

Pero Bueno dijo que -como quiera que haya sido el contagio- en Loja ya está circulando la cepa brasileña por la cantidad de contagios, la gravedad que llegan y los porcentajes de mortalidad en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En el pico más alto de la pandemia, que fue el mes de agosto de 2020, Loja tuvo 52 pacientes hospitalizado y 23 fallecidos; y este mes de abril de 2021 son 80 internados y dos fallecidos diarios. La variante anterior atacaba más a personas de la tercera edad y, en la actualidad, los mayores infectados son jóvenes mayores de 25 años.

En la actualidad, el 80% del hospital Manuel Ygnacio está ocupado por pacientes covid-19, incluido los quirófanos y observación. Según Bueno, todo está desbordado porque están ocupando más medicinas y a los profesionales de otras áreas para los frentes de batalla del coronavirus.

La permanencia en UCI era de 40 días en promedio y, en la actualidad, son unos 15. Por eso, la mortalidad en UCI también subió supera el 75%, cuando antes era del 25% “y porque nos traían pacientes graves de Zamora Chinchipe”, dijo Bueno.

Él explicó que esto ocurre porque la variante brasileña es de mayor propagación, silenciosa, más agresiva y compromete más rápido a los órganos internos. Pero además, por la indisciplina de la gente en el uso de la mascarilla y medidas de bioseguridad.

Por eso, los médicos lojanos recomendaron al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal un confinamiento de 28 días y que se apliquen las multas y sanciones a los infractores por el no uso de la mascarilla, libadores de los espacios públicos y las aglomeraciones.