Dos sismos en Manabí y en Cañar se registraron este …
Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …

La provincia de El Oro sufre inundaciones y derrumbes, el cantón Chilla es declarado en emergencia

El cantón Chilla, en El Oro, declaró la emergencia por deslizamientos, inundaciones y colapso del sistema de alcantarillado. Foto cortesía Municipio de Chilla

El cantón Chilla, en El Oro, declaró la emergencia por deslizamientos, inundaciones y colapso del sistema de alcantarillado. Foto cortesía Municipio de Chilla

La parroquia rural El Retiro, del cantón Machala, está afectada por el desbordamiento del río Buenavista. Foto cortesía Servicio Nacional de Riesgos

Las intensas lluvias en El Oro provocaron inundaciones en viviendas en el cantón Chilla y en la parroquia rural El Retiro, de Machala, en una provincia golpeada además por constantes derrumbes que a diario inhabilitan las vías de cantones como Piñas y Atahualpa.

El Municipio de Chilla, en inmediaciones de la cordillera andina, se declaró en emergencia este viernes, 12 de marzo de 2021, debido a las fuertes lluvias que han causado deslizamientos de tierra, afectado viviendas y mantiene alto el caudal de los ríos desde este jueves 11.

Las calles del casco urbano de Chilla fueron afectadas por arrastre de gran cantidad de lodos y piedras, colapsando en ciertos tramos las cunetas del sistema de alcantarillado.

En la avenida Bolívar Madero Vargas y 26 Marzo se registraron familias afectadas por las inundaciones. En el cruce de Javier Perea y 24 de Mayo un deslizamiento de tierra dejó la calle inhabilitada al tránsito y el material perjudicó una vivienda, informó el Cabildo.

El cantón Chilla, en El Oro, declaró la emergencia por deslizamientos, inundaciones y colapso del sistema de alcantarillado. Foto cortesía Municipio de Chilla

El alcalde de Chilla, Richard Cartuche, informó que el sistema de alcantarillado cumplió su vida útil y ha colapsado, un tramo de tubería de asbesto cemento tuvo que ser reemplazado por tubo PVC, por lo que se busca financiamiento para renovar el sistema.

“Con la emergencia reformaremos partidas presupuestarias para priorizar el uso de los recursos económicos, talento humano y alquiler de maquinaria, entre otros temas”, dijo Cartuche.

En tanto que en la parroquia El Retiro, perteneciente al cantón Machala, el caudal del río Buenavista rebasó la orilla e ingresó a las viviendas aledañas, la tarde y noche de este jueves 11 de marzo.

El centro zonal ECU 911 Machala informó que por seguridad se tuvo que suspender el servicio eléctrico y personal de las Fuerzas Armadas colaboró con la movilización de los enseres de las familias que se vieron afectadas.

El desbordamiento se produjo luego de que las intensas precipitaciones y el caudal del río debilitaran un muro de escollera y causaron un socavamiento de considerable magnitud, un muro que se espera sea reconstruido por maquinaria de la prefectura de El Oro.

El concejal rural Kevin Chamba estima que al menos unas 150 familias resultaron con agua acumulada dentro de sus casas, por lo que el Municipio de Machala activó dos albergues provisionales en el subcentro de salud y una carpa militar en la zona.

Piñas y Atahualpa, municipios de la parte alta de la provincia de El Oro, se ven afectados por constantes derrumbes. Pedro Manuel Román, comunicador de la zona, informó que los municipios con su escasa maquinaria y presupuesto, con ayuda de la Prefectura y la empresa privada, limpian a diario los derrumbes, despejan las vías y abren paso provisional, pero ante nuevas precipitaciones los deslaves vuelven a interrumpir el tránsito.

El cantón Piñas amaneció este viernes con grandes derrumbes en las vías Capiro, Conchicola, Los Amarillos, Río Grande; Moromoro-Palosolo; Guayara–Libertad y con otros deslizamientos de menor magnitud en sectores periféricos de la ciudad, que ponen en riesgo postes de energía eléctrica y provocan la caída de árboles en las carreteras.

En el cantón Atahualpa la tierra y el lodo volvieron a deslizarse en un tramo de la vía Ayapamba-Bono, que había sido habilitado la víspera, poniendo en riesgo a una vivienda. Los deslaves más pequeños afectan a otras vías de esa jurisdicción.

Suplementos digitales