En La Guajira colombiana sí se habla de Bruno, el ar…
Liberación de explosivos
Acciones de protección no garantizan medicinas para …
La vía Balbanera-Pallatanga tiene 14 puntos críticos…
Dos fallecidos y 15 casas inundadas dejan las fuerte…
Ocho días durarán los operativos de control por fies…
Desde el 23 de mayo Ecuador cerrará el TLC con México
Migrantes ecuatorianos fueron detenidos en condición…

Un centro de medicina ancestral fue construido con botellas recicladas

La estructura -donde funcionará un centro de medicina ancestral comunitario- fue edificada con botellas de plástico.

La estructura -donde funcionará un centro de medicina ancestral comunitario- fue edificada con botellas de plástico.

La estructura -donde funcionará un centro de medicina ancestral comunitario- fue edificada con botellas de plástico. Foto: Cortesía Mariangela Serrano

Los habitantes de la comunidad de Punta Hacienda, ubicada en la parroquia cuencana de Quingeo, inaugurarán la primera construcción ecológica en Azuay. El evento se cumplirá este sábado 1 de junio de 2019, a partir de las 10:00.

La estructura -donde funcionará un centro de medicina ancestral comunitario- fue edificada con botellas de plástico. La obra se realizó mediante mingas empleando 20 000 botellas plásticas rellenadas con arena. Es una técnica denominada como “ladrillo verde”.

Mariangela Serrano dirigió el proyecto y es becaria del proyecto MASHAV, Agencia Israelí de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Según ella, el proyecto tomó forma hace cinco años cuando empezaron la construcción en un terreno donado por la comunidad. “Todos apoyaron con lo que podían. Los niños rellenaban las botellas con arena, mientras que los adultos pusieron la mano de obra”.

Esta estructura cuenta con 130 metros cuadrados de construcción. A más de funcionar un centro de medicina ancestral, habrá un espacio para la medicina tradicional, un aula comunitaria y una pequeña huerta para sembrar las plantas medicinales.

Así quedó el centro de medicina ancestral terminado. Foto: Cortesía Mariangela Serrano

En el desarrollo del proyecto colaboraron empresas privadas y profesionales de la construcción que donaron vigas para el techo y otros materiales.