Video capta a mujer que atrapa en el aire a un bebé …
El CAL aplazó resolución del caso Rosa Cerda
Ministro de Energía espera que resolución de la Asam…
Las Fuerzas Armadas rescatan a ocho personas cerca d…
COE Nacional recomienda a Guillermo Lasso renovar el…
La Policía inspeccionó la quebrada del barrio Armero…
Video de hombre que sufre accidente por usar celular…
Durante su estadía en Lima el presidente Guillermo L…

Los locales comerciales y bares de Ibarra, en Imbabura, se suman a una campaña en contra de la discriminación sexual

En el Centro de Desarrollo Económico, de Ibarra, se presentó esta iniciativa de la comunidad LGBTI. Foto: Twitter de @SImbabura

El Colectivo LGTBI Somos Diversos, de la ciudad de Ibarra, en la provincia de Imbabura, presentó la iniciativa denominada “Yo me sumo, yo me asumo”, que busca generar espacios libres de discriminación.

Para ello, funcionarios de las áreas de Inclusión Social y Desarrollo Económico del Municipio de Ibarra articularon con directivos de la Cámara de Comercio y Producción de este cantón y la Asociación de Bares de Imbabura (Asobares) para que se adhieran a esta campaña.

Los locales que se sumen a esta propuesta serán certificados a través de talleres y tendrán como identificativo un letrero con una leyenda local inclusivo.

Según Camila Andramuño, representante del Colectivo LGTBI, lo que se busca es generar sitios seguros en locales comerciales y centros de diversión para gais, lesbianas y trans. 

El Día Internacional del Orgullo LGBTI, que se celebra el 28 de junio, les impulsó a implementar esta propuesta en contra la discriminación.

Para Ramiro Aguilar, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Ibarra, es importante encontrar espacios de unidad y eliminar barreras para que todos sean actores del desarrollo esta urbe.

En el caso de Asobares la propuesta tendrá acogida en los 52 establecimientos. Vinicio Proaño, vicepresidente de la asociación, asegura que lo que se quieres es que Ibarra sea más inclusiva.

La alcaldesa Andrea Scacco señaló que es lamentable que aún existan espacios en los que señale a una persona por pensar, verse y tener una tendencia sexual diferente.