Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

En Imbabura se instalaron tres invernaderos con apoyo de cooperación internacional

En la parroquia San Pablo del Lago, en Otavalo, se inauguró uno de los invernaderos para semilleros de hortalizas y legumbres. Foto: cortesía Junta Parroquial de San Pablo

En la parroquia San Pablo del Lago, en Otavalo, se inauguró uno de los invernaderos para semilleros de hortalizas y legumbres. Foto: cortesía Junta Parroquial de San Pablo

En la parroquia San Pablo del Lago, en Otavalo, se inauguró uno de los invernaderos para semilleros de hortalizas y legumbres. Foto: cortesía Junta Parroquial de San Pablo

El cultivo de hortalizas y legumbres para consumo familiar y el excedente para la venta es una de las opciones para campesinos de las parroquias de Agochagua, en Ibarra; Imantag, en Cotacachi; y San Pablo del Lago, en Otavalo.

En cada una de estas localidades rurales de la provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador, se instaló un invernadero con capacidad de producción de 50 000 plántulas. Las matas serán distribuidas a vecinos de las zonas como una estrategia para mitigar los efectos surgidos por la pandemia del covid-19.

El plan es parte de una iniciativa de intervención emergente que recibió el apoyo de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA).

La Mancomunidad del Norte del Ecuador, integrada por las prefecturas del Imbabura, Carchi, Esmeraldas y Sucumbíos, gestionó esa cooperación internacional que busca contribuir a la soberanía alimentaria de pobladores de esas jurisdicciones.

Las dos entidades mantienen un convenio en el marco del proyecto Fortalecimiento de capacidades para el desarrollo locales de estas cuatro provincias.

Takeo Ishikawa, representante de JICA, se mostró complacido al ver los primeros resultados de la inversión realizada por el Gobierno de Japón.

Los presidentes de las juntas parroquiales recibieron la infraestructura, para las tres localidades, que ya cuentan con las primeras plántulas.

Según Carlos Merizalde, director de Cooperación Internacional de la Prefectura de Imbabura, con estos incentivos las comunidades tienen una oportunidad para la reactivación económica y social agravada por la pandemia. La idea es ayudar a que los agricultores puedan mejorar sus ingresos económicos.

La institución realizará un monitoreo a la operación de los tres invernaderos, para que se consiga la meta de promover y asegurar alimentos frescos.

Paúl Paspuel, representante de la Mancomunidad del Norte del Ecuador, comenta que el organismo procura ser el canal más adecuado para la ayuda que beneficia a la población de la zona del país.