Mafias que usaron el aeropuerto de Latacunga son indagadas
Quito cumple 191 años de ser la capital de Ecuador
El Ejecutivo traza la cancha para la Ley de Creación…
Ley de Creación de Oportunidades incluye impuesto te…
La voz y la acción juvenil se elevan a favor del clima
María José y Pablo enseñaron a caminar a los enfermo…
8 puntos claves de la reforma laboral que plantea el…
9 cambios tributarios para ciudadanos y empresas tra…

Las fiestas, conciertos y otras actividades masivas no se han detenido pese a la emergencia sanitaria

Una fiesta de graduación se celebró la noche del sábado 27 de marzo del 2021 en un hotel de Guayaquil. Foto: captura.

Una fiesta de graduación se celebró la noche del sábado 27 de marzo del 2021 en un hotel de Guayaquil. Foto: captura.

Personas trataron de evitar el paso de la fuerza pública que llegó la noche del 2 de abril a del 2021 Turuku, Cotacachi, para suspender la fiesta. Hubo enfrentamientos. Foto: cortesía Gobernación de Imbabura

En todo el país están prohibidos los actos masivos, públicos y privados, y en algunos cantones también hay restricciones para la realización de estas actividades o aforos limitados. Aun así, en sitios como Otavalo, Salinas, Montañita, Guayaquil, Esmeraldas y otras urbes los festejos donde se irrespetan todas las medidas de bioseguridad han sido repetitivos.

Según datos del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, durante el feriado de Semana Santa aumentaron los reportes de fiestas en un 49% más en comparación con Carnaval. En ese feriado se encontraron 229 festejos y en el último asueto, fueron 342.

Estas son algunas fiestas que se realizaron pese a las prohibiciones en varias provincias:

Festejo masivo en plena calle, en Guayaquil

El inicio del 2021 lo festejaron miles de personas que se aglomeraron en el sector de la populosa Calle 8, en Cristo del Consuelo (Guayaquil). Los asistentes, casi pegados unos a otros, acudieron sin mascarillas y sin guardar el distanciamiento recomendado. La fiesta se extendió desde la tarde y noche del 1 de enero de 2020 hasta la madrugada del 2 de enero de 2021.

El Municipio de Guayaquil notificó multas por USD 2 800. Las notificaciones se dieron a siete domicilios y un local de venta de licor, el 5 de enero. Según el Cabildo, los propietarios de esos inmuebles fueron identificados como los supuestos promotores de la masiva fiesta.

Un concierto en Peguche (Otavalo)

El sábado 20 de febrero pasado se realizó un concierto como parte de los festejos por el Pawkar Raymi de Peguche, en el cantón Otavalo.

Según las autoridades, quienes presentaron una denuncia al respecto, en el concierto estuvieron cerca de 3 000 personas. José Luis Salas, jefe de la Policía Nacional en Otavalo, aseguró que la noche del concierto varias personas se opusieron al ingreso de los uniformados al Centro Cultural Peguche, donde se realizó esta actividad. Les dijeron que se retiren del lugar. Incluso, les amenazaron que si no lo hacían les iban a retener y aplicar la justicia indígena.

Un festejo sin medidas en la playa de Montañita

La madrugada del 14 de febrero se captó en un video un festejo en la playa de Montañita (Santa Elena) en el que participaron decenas de personas y que no cumplieron ninguna medida de bioseguridad.

El alcalde de Santa Elena, Otto Vera, confirmó que tras la alerta de incumplimientos de medidas sanitarias en el balneario se intensificaron los controles.

Otro concierto en Saraguro por San Valentín

El 18 de febrero pasado se realizó un concierto por el Día del Amor y la Amistad en la comunidad indígena de Tambopamba, en Saraguro. Allí, cientos de personas participaron en el que hubo protagonizaron aglomeraciones y muchos no usaron mascarilla. El evento no fue autorizado por el COE pero supuestamente tuvo permiso del Cabildo Indígena. Por eso, el COE resolvió solicitar a la Fiscalía que investigue quiénes fueron los organizadores, con qué permisos contaron y se impondrán sanciones. Según la comisaria Karen Silva, la noche del evento llegaron al sitio y por la magnitud no pudieron suspenderlo y se les fue de las manos.

Celebración por Carnaval en Salinas

El 14 de febrero, durante el asueto de Carnaval, se realizó un festejo con la participación de decenas de personas en el malecón de Salinas. Muchos de ellos no usaron mascarillas ni respetaron el distanciamiento recomendado. Ese escenario quedó registrado en videos que fueron difundidos por redes sociales. Allí también se observó también una gran cantidad de vehículos en el lugar.

Según las autoridades, las disposiciones que se aplicaron en el cantón se cumplieron pero que el irrespeto ciudadano se registró en las calles.

Una graduación que incumplió los protocolos en Guayaquil

El 27 de marzo se registró una masiva fiesta de graduación en un hotel del norte de Guayaquil. Las imágenes del evento circularon en redes sociales.

En un video se observa que, en un gran salón y con una orquesta, hay cientos de personas que bailan sin cumplir con el distanciamiento social y las restricciones de aforo dispuestas por el COE nacional. El COE cantonal de Guayaquil informó que se abrió un expediente de sanción por violaciones al protocolo y que el hotel será sancionado por el incumplimiento de aforo y distanciamiento.

Los festejos se repitieron en Manabí en plena Semana Santa

En Manabí, se registraron fiestas o reuniones clandestinas en Manta, Portoviejo, Chone, Tosagua, durante el último feriado de Semana Santa. El sábado 3 de abril, la Policía suspendió una fiesta de 15 años en un barrio de Chone. En la puerta había globos y más de 50 personas dentro de la vivienda; muchos no tenían mascarilla.

En Tosagua hubo otra fiesta de cumpleaños en la comunidad La Primicia. Las autoridades locales también suspendieron un velorio con más de 100 asistentes en la comunidad El Barro.

En Portoviejo se multó a los dueños de dos predios, donde se habían organizado fiestas con un aforo de más de 60 personas, que no portaban mascarillas. En Manta se suspendieron 26 reuniones sociales.

La Policía impidió un concierto en Cotacachi

En la localidad de Turuku, del cantón Cotacachi, funcionarios de la Gobernación de Imbabura y personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas impidieron la realización del Killary Fest 2021. A este programa se preveía la asistencia de 5 000 personas.

Los uniformados desmontaron el escenario y retiraron los equipos que se estaban instalando, entre ellos varios parlantes. La noche del viernes 2 de abril regresaron las autoridades provinciales al enterarse que, a pesar de las advertencias, estaba iniciando la fiesta. Los uniformados fueron recibidos con piedras y palos. Hubo un enfrentamiento, pero se logró suspender el programa multitudinario.

Suplementos digitales