13 de August de 2012 11:44

Los feriados mejoran las ventas en Esmeraldas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pipas, naranjas, sandías y piñas están en su triciclo. La temporada de vacaciones y el feriado por el 10 de agosto es la ocasión propicia para ganarse unos dólares más.David Quiroz, por estas fechas, suspende su labor como pintor para dedicarse a vender agua de pipas y ensaladas de frutas, en la playa de Atacames. Gana entre USD 30 y USD 40 diarios. Eso compensa los días que estará fuera de su habitual trabajo.

El feriado agita la economía del pueblo atacameño. Un amplio sector vive de la actividad pesquera y de la agricultura. Ellos dejan sus labores cotidianas para dedicarse a la venta de artesanías, jugos, bebidas y comida en la playa. Otros hacen de meseros y camareros. La Dirección de Turismo de Esmeraldas los capacitó.

Quiroz llega a la playa a las 08:00 y se retira a las 16:00. Señala que agosto es rentable para los prestadores de servicios, porque es el mes que llegan muchos turistas provenientes de la Sierra.

De acuerdo con la Cámara de Turismo de Atacames, el feriado del 10 de agosto mueve unos 30 000 turistas. Ese fue el cálculo hecho en el 2011. Ese mismo número se espera este año.

La cantidad de dinero que se mueve no se precisa, pero el viernes, los hoteles tenían reservaciones de grupos estudiantiles y familiares. Llegarían por el feriado, explicó el director provincial de Turismo, Carlos Acosta.

En la playa se registra un movimiento inusual de vendedores. Margarita Figueroa ofrece rodajas de coco con leche condensada. Cada vaso cuesta USD 1.

Durante el día prepara entre 20 y 30 vasos. El charol siempre está sobre su cabeza. Ella es ama de casa y se dedica a la crianza de pollos. En el feriado recorre la playa vendiendo su producto.

Se calcula que en Atacames trabajan 150 prestadores de servicios fijos durante todo el año. Ese número se triplica durante los feriados, explica Diana Baumann, presidenta de la Cámara de Turismo de Atacames.

Por eso María Perea aprovecha para ofrecer su arte. Ella hace trenzas de distintos diseños. Recorre la playa mostrando los modelos sobre una carpeta. Las trenzas sencillas cuestan USD 3 y las más complicadas USD 6. Para los feriados viaja desde Esmeraldas y permanece todo el día. Gana entre USD 30 y USD 50 diarios.

Según la Cámara de Turismo de Atacames este feriado dejará al cantón alrededor de USD 3 millones en ganancias. Cada turista gastará unos USD 100.

Perea es ama de casa y aprovecha, desde hace ocho años, todos los puentes vacacionales para ofrecer sus servicios. “A la gente de la Sierra le gusta lucir las trenzas con colores y no dudan en pagar”, dice la mujer de 38 años.

Los comerciantes, como Quiroz, regresarán en septiembre a sus labores habituales y en noviembre, por el feriado de Difuntos volverán a la playa para continuar vendiendo ensaladas de frutas, pilas, bebidas y cocos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)