Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

Eucaristía por la justicia y la paz en Cuenca

En la Catedral de Cuenca se desarrollará el viernes la misa por la justicia y la paz. Foto: Cortesía

La Arquidiócesis de Cuenca celebrará una misa para pedir por la justicia y la paz en el país, a propósito de la masacre carcelaria que protagonizaron las bandas delictivas, entre la noche del viernes 12 y madrugada del sábado 13 de noviembre, en la Penitenciaría del Litoral

La eucaristía será ofrecida por Monseñor Marcos Pérez Caicedo, arzobispo de Cuenca, este viernes 19 de noviembre, a las 12:00, en la Catedral de la Inmaculada Concepción. “Es una jornada de oración por el Ecuador”, dijo Monseñor. 

La ceremonia ha sido organizada y solicitada por los colectivos sociales en gratitud y recordación de Víctor Guaillas Gutama, de 50 años, defensor de los derechos de la naturaleza y uno de los 68 presos asesinados durante la última masacre en la Penitenciaría.

Guaillas era padre de 11 hijos, siete de ellos menores de edad, y fue detenido el 7 de octubre del 2019, en la parroquia cuencana de Molleturo, durante las protestas sociales en contra del Gobierno Nacional. Estaba acusado por el delito de sabotaje.  

El 5 de octubre del 2020, dos días antes de que sea liberado por caducidad de la prisión preventiva, Guaillas fue declarado culpable y sentenciado a cinco años de prisión. Para el 4 de enero del 2022 estaba convocada la audiencia de apelación. 

Asimismo, este campesino estaba en la lista de las solicitudes de Amnistía presentadas a la Asamblea por la Confederación de Organizaciones Indígenas del Ecuador para que se libere a los líderes criminalizados durante las protestas sociales.  

Los familiares y amigos describen a Guaillas como un líder campesino, trabajador y humilde. Por eso, su muerte ha generado consternación en los colectivos sociales de Azuay y ambientalistas del país, quienes esperan que la familia recupere el cuerpo de Guaillas hasta antes del viernes para que se sume a la eucaristía por la justicia. 

De forma paralela, varias organizaciones sociales anuncian que interpondrán una demanda penal en contra de las autoridades que tienen que ver con la seguridad del país y la justicia, por supuestas acciones y omisiones derivadas de los asesinatos.  

Para Lauro Sigcha, presidente de la Federación de Organizaciones Campesinas de Azuay, este crimen debe ser investigado y reparado por los daños ocasionados a la familia. “El Estado es responsable de lo que pasa en el sistema carcelario”.  

Suplementos digitales