3 de February de 2010 00:00

Emergencia en Muisne por el fuerte oleaje

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Esmeraldas

El balneario de Mompiche (Muisne), ubicado en el sur de la provincia de Esmeraldas, resultó el más afectado por los fuertes aguajes del lunes y martes últimos.

Esa localidad costeña, conformada por 40 casas de caña guadúa, fue la más golpeada por las olas que alcanzaron más de dos metros de altura.

“El mar ingresó por las calles y destruyó varios quioscos, como el mío”, comentaba desolada María Solórzano. La mujer, de 44 años, utilizaba la cabaña de caña para vender comida. Con las ganancias que conseguía mantenía a su familia.

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) alertó sobre la llegada de aguajes para el 1 y 2 de febrero. Sin embargo, el fuerte oleaje se presentó desde el fin de semana pasado, afectando a viviendas e infraestructura de los cantones Rioverde, Atacames y Muisne.

En este último, ayer se reunió el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y, tras evaluar los daños, declaró en estado de emergencia al cantón.

No solo Mompiche resultó afectado. También hubo inundaciones en la parroquia Daule. Las autoridades calculan que el 70% de Muisne está anegado.

Entre el lunes y ayer, los bomberos y el COE no dejaban de recibir llamadas que pedían ayuda. La mayoría era de la parroquia Daule. Las personas solicitaban la evacuación de 30 familias, cuyas casas estaban inundadas por la crecida del mar.

Ayer, sin embargo, no se pudo hacer mucho, pues los representantes del COE no pudieron llegar hasta el sitio.

Eso, mientras una brigada de voluntarios evaluaba los daños en la isla de Muisne.

Para hoy está previsto que un grupo de técnicos visite la zona de Daule y evalué los daños. No se descarta evacuar a las familias que resultaron afectadas. Así lo explicó David Granados, coordinador de la Secretaría de Gestión de Riesgos de Esmeraldas.

Las fuertes olas tienen preocupados a los representantes del sector turístico, que esperan que el fenómeno pase en estos días antes de la llegada del feriado de Carnaval. Esta fecha es considerada una temporada alta y es esperada por los dueños de hoteles, bares, restaurantes...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)