La equidad en el Gabinete de Gobierno aún es lejana
12 715 procesos judiciales por objetos ilícitos en c…
32 intentos de suicidio en el Chiche en lo que va del 2022
Desabastecimiento causa retrasos en instalación de m…
La vía Cuenca – Molleturo se reabrirá desde el…
Policía dice que hay un ‘ligero incrementoR…
Así serán los horarios de contraflujos desde el 16 d…
11 personas heridas y una fallecida por siniestros d…

Siete vías principales del país quedaron bloqueadas por los derrumbes

Derrumbes en la vía Papallacta - Baeza por las constantes lluvias. Antes del kilometro 51, donde un deslave se llevó la carretera, varios autos quedaron sin paso por un nuevo deslave de lodo y piedras. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Derrumbes en la vía Papallacta - Baeza por las constantes lluvias. Antes del kilometro 51, donde un deslave se llevó la carretera, varios autos quedaron sin paso por un nuevo deslave de lodo y piedras. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El puente sobre el río Guango (Papallacta) no soportó la corriente de agua y lodo que se formó tras una intensa lluvia. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Lluvias continuas en Napo, Cotopaxi, Tungurahua, Azuay, Loja, Cañar y Morona Santiago provocaron deslizamientos que bloquearon diferentes tramos de la red vial estatal.

En Napo se registraron más de cinco derrumbes entre Papallacta y Cuyuja, que causaron el cierre total de ese tramo de la Troncal Amazónica.

Cinco vehículos quedaron atrapados entre un derrumbe que ocurrió a las 09:00 de este viernes 21 de junio del 2019 (sector de Calamancha) y el sitio donde el jueves colapsó el puente sobre el río Guango.

“No sabía que esto estaba así, por eso llegué a pie pero ya no pude cruzar”, contó Miguel Herrera, mientras esperaba cerca del sitio donde se cayó el puente.

La lluvia y una ráfaga de viento helado no cesó en esa zona, al menos hasta el mediodía. Solo desde Papallacta hasta el río Guango hubo más de 20 deslizamientos pequeños.

El Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP) informó que está trasladando la infraestructura metálica para un puente bailey provisional, por lo que la circulación por esa vía quedará restringida hasta el próximo miércoles.

Derrumbes en la vía Papallacta – Baeza. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Aunque en Papallacta se colocaron conos para impedir el tránsito, varios conductores se arriesgaron a pasar, pero quedaron bloqueados. Eso le sucedió a Vinicio Mendoza y a su familia, quienes querían llegar hasta Lago Agrio.

Paúl Tapia, vocal de la Junta Parroquial de Papallacta, contó que los deslaves son recurrentes y la maquinaria del Municipio es insuficiente. “Hoy, por ejemplo, la empresa privada nos está ayudando a limpiar varios tramos”.

Las lluvias han sido fuertes. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) explicó que un incesante ingreso de humedad ocasionó estas precipitaciones que afectaron a casi toda la Amazonía -con más intensidad a Napo y a Sucumbíos-, y al callejón Interandino.

En la Sierra Centro, las precipitaciones no han cesado desde el martes y los caudales de los afluentes que desembocan en el río Pastaza aumentaron.

En Tungurahua, autoridades y técnicos del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos recorrieron las zonas vulnerables de Baños, Patate y Píllaro. Allí se produjeron aluviones y derrumbes que incomunicaron a varias comunidades.

El puente sobre el río Guango (Papallacta) no soportó la corriente de agua y lodo que se formó tras una intensa lluvia. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los principales deslaves se registraron en las vías. Los escombros obstaculizaron un carril y en algunos casos destruyeron la carpeta asfáltica. La Policía impidió el paso mientras se despejaban las vías afectadas.

“Hay preocupación en el caserío Río Blanco, ante un nuevo aluvión. Necesitamos hacer un sobrevuelo sobre esa zona para descartar el peligro, pero mientras siga lloviendo no se podrá hacer”, indicó el alcalde de Baños, Luis Silva.

El Comité de Operaciones de Emergencia de Baños pidió a la Prefectura de Tungurahua que declarara la emergencia para rehabilitar las vías.

En Cotopaxi, las autoridades del MTOP estiman retirar más de 1 000 metros cúbicos de tierra y piedras en el sector de Pilaló, en la vía Pujilí-La Maná. Hasta el jueves habían retirado 700 m³, pero otro derrumbe aumentó la cantidad de material acumulado. Una retroexcavadora fue sepultada.

Azuay, Cañar, Morona Santiago y Loja también han soportado lluvias permanentes.

La vía Gualaceo-Limón, que se abrió al tránsito hace una semana, otra vez se cerró por deslizamientos en el sector de Ingamullo 2. La vía comunica a Azuay con Morona Santiago. Entre las dos provincias también hay problemas en la Paute-Guarumales-Méndez, que soportó deslizamientos en el sector de Jurupillo.

La Azogues-Biblián-Zhud también soportó la caída de lodo y piedras. En el km 86 de la Girón-Pasaje, una masa de tierra bloqueó la mitad de la vía. Allí, el paso fue controlado y el personal del MTOP intervino en la limpieza.

La lluvia también aumentó el caudal del río Santa Bárbara en Gualaceo (Azuay). El agua anegó cultivos y en la zona más baja llegó hasta la carretera.