Tres muertos por sismo de 4.8 en Bali
Bancadas modulan posturas frente a proyecto económic…
Paúl Hernández: ‘Congelar en USD 2 el diésel, la nue…
Más personas acuden a los bancos de alimentos en Qui…
Arturo Espinosa: ‘No puedo trabajar porque me paso l…
Pablo Mora: ‘De todo hay cómo vivir si te lo ingenias’
Claves para ingresar al sistema de la ANT iban al me…
Jóvenes recolectan ‘ecoladrillos’ para h…

Dragado del canal de acceso a los puertos de Guayaquil concluyó; falta actualizar las cartas náuticas

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, dijo que la empresa Jan De Nul operará el mantenimiento del canal por 25 años. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, dijo que la empresa Jan De Nul operará el mantenimiento del canal por 25 años. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

El viernes 18 de octubre del 2019 se realizó el evento en el que se anunció la terminación del dragado del canal de acceso a los puertos de Guayaqui. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO

El dragado del canal de acceso a los puertos marítimos de Guayaquil terminó antes de lo que estaba previsto. El contrato con la empresa Jan De Nul contemplaba que la obra tardaría dos años, pero concluyó a los nueve meses.

La mañana del viernes 18 de octubre del 2019 se realizó el acto para formalizar la terminación de la obra que costó más de USD 100 millones, a través de una alianza pública privada contratada por el Municipio de Guayaquil. Pero el “hito” más importante es la profundización del canal marítimo que vuelve más competitivos a los puertos asentados en Guayaquil.

El dragado de los 95 km del canal de acceso permitirá el ingreso de barcos con un calado de 12,50 y 13 metros, según la Asociación de Terminales Portuarios Privados del Ecuador (Asotep). Antes solo había un calado de 9 metros.

El acto se realizó en el muelle del Terminal Portuario de Guayaquil (TPG), en el estero Santa Ana, en la isla Trinitaria. Ahí atracó el Mundra que es el buque más grande que haya arribado a los puertos ecuatorianos. La gigante nave de la empresa naviera CMA CGM tiene 337 metros de eslora y 48 de manga. Llegó el jueves 17 de octubre con un calado de 11 metros con marea y zarpará el sábado 19 con 11,70 metros.

Javier Moreira, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador (Camae), destacó el dragado como un “hito” en el sistema portuario nacional. Eso dará una profundidad que servirá para operar 50 años de negocios.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, dijo que la empresa Jan De Nul operará el mantenimiento del canal por 25 años. Foto: Mónica Mendoza/ EL COMERCIO


Pero señaló que es necesario que se actualicen las cartas náuticas lo más pronto posible. Explicó que la Mundra tuvo que entrar con 11 metros con marea “porque no estaban listas las matrices de seguridad”. Las autoridades deben tener listas para que esta obra nos ponga en la vanguardia, de lo contrario “no podemos navegar y los seguros no nos cubren”.

Dominic De Prins, director de Canal Guayaquil la empresa que se creó para operar el dragado, dijo que las autoridades marítimas deben realizar las barimetrías para actualizar las cartas náuticas. En el dragado se retiraron 25 millones de m3 de sedimentos y la parte más compleja fue la destrucción de ‘Los Goles’, una formación rocosa en la parte externa del canal.

LuisEnrique Navas, gerente de TPG, destacó lo que significará el dragado para la competitividad del sector. Recordó que este puerto, filial de la empresa chilena SAAM, realiza inversiones por USD 35 millones en ampliación y profundización de la zona de muelles y adquisición de infraestructura.

La alcaldesa Cynthia Viteri recordó la gestión del Municipio durante el Gobierno anterior para asumir la competencia del dragado y los obstáculos políticos que existieron. “Una lucha que se llevó tiempo atrás, cuando se pretendía que los puertos solo sirvan para turismo”.

Además, mencionó que se rompió un mito al haber destruido la formación rocosaLos Goles‘ y reafirma a Guayaquil “como ciudad puerto”. Dijo que la obra no costó “un solo dólar a la ciudad”, ya que la inversión fue de la empresa Jan De Nul, que operará el mantenimiento del canal por 25 años y cobrará una tasa que será pagada por las navieras.

Suplementos digitales