Casos globales de covid se estabilizan, pero se disp…
Ómicron dilata el fin de la pandemia  
Reforma exonera de tributos a las firmas importadoras
La industria carrocera del país no logra reactivarse
Los detenidos por tráfico de drogas aumentaron este año
La Vuelta al Ecuador recorrerá ocho provincias
Miles ‘queman al diablo’ pese a los ries…
Juez niega pedido de libertad a la expresidenta Áñez

Deslizamiento de tierra destruyó 11 casas en Pimampiro

La zona del movimiento de tierra es vigilada por la Policía para evitar el ingreso de personas. Foto: EL COMERCIO

Unas 11 casas se desplomaron en Pimampiro, en Imbabura, luego de que una parte de la montaña donde estaban asentadas se desprendió. 

Durante todo el día del miércoles 24 de noviembre de 2021 geólogos de las universidades Central del Ecuador y Yachay Tech analizaban las causas por las que ocurrió este movimiento de tierra la madrugada de hoy. 

Un trabajo similar también realizan técnicos de la Prefectura y del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos. Se presume que se trata de una falla geológica.  

Unas 12 familias de las casas afectadas de la comunidad de San José de Aloburo fueron evacuadas la semana anterior. La medida de precaución se tomó luego de que se acentuaron unas grietas que comenzaron a aparecer en el suelo hace dos meses. 

El fenómeno provocó además que esta zona sea declarada en emergencia el viernes 19 de noviembre. 

A pesar de la gravedad del evento que estuvo acompañado de un estruendo no se reportaron víctimas. Sin embargo, se destruyeron terrenos agrícolas. En la zona afectada había invernaderos con producción de tomate riñón y pepinillo que estaban listos para la cosecha.  

El Municipio está cuantificando el área afectada. Entre los daños también está el desprendimiento de unos 300 metros de la vía asfaltada que comunica a Pimampiro con la comunidad de Mariano Acosta. 

Según Armando Chávez, alcalde de Pimampiro, las evaluaciones técnicas determinarán si el deslizamiento de tierra llegó a un punto de equilibrio o continuarán los deslizamientos

El paisaje en la zona es desolador, las paredes y techo de unas viviendas quedaron esparcidos en el piso. Otras fueron desplazadas de un lugar a otro y otra está al filo de una ladera que se formó. 

Algunos de los damnificados se encuentran donde familiares y amigos y la mayoría en una antigua escuela que se acondicionó como un centro temporal de acogida. 

El Municipio de Pimampiro realiza una colecta de alimentos. También organizaciones humanitarias entregaron comida para atender a las familias afectadas. 

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, que está activado desde el 18 de noviembre pasado, espera los informes técnicos para tomar nuevas resoluciones. 

Suplementos digitales