Siniestro de tránsito en la vía a Pallatanga dejó un…
Filipinas restringe la entrada a viajeros extranjero…
Suben a cuatro los heridos y a 867 los damnificados …
Israel es el primer país que cierra sus fronteras po…
Cambio brusco en la presión atmosférica causó el rem…
Emisiones de vapor y gases se registraron en el volc…
CNE admite limitaciones técnicas para análisis de ga…
Juicio político al Súper de Compañías se dilata y se…

El virus persiste en la Amazonía, pero la toma de pruebas es escasa

Grupos de médicos realizan recorridos aleatorios para tomar pruebas PCR en los diferentes sectores de Pastaza. Foto: Cortesía / MSP

Grupos de médicos realizan recorridos aleatorios para tomar pruebas PCR en los diferentes sectores de Pastaza. Foto: Cortesía / MSP

Grupos de médicos realizan recorridos aleatorios para tomar pruebas PCR en los diferentes sectores de
Pastaza. Foto: Cortesía / MSP

En las seis provincias de la Amazonía hay menos demanda en los hospitales públicos para atender a pacientes con covid-19, pese a que existe un ligero aumento de casos en las estadísticas. Esto último, según las autoridades y el MSP, se debe a la entrega tardía de resultados de pruebas PCR.

En la región, hasta ayer se registraron 13 994 casos positivos, lo que representa el 7% del total de contagios reportados en todo el país.

La incidencia acumulada del coronavirus es mayor en Pastaza y Morona Santiago. Ambas provincias registran 21 y 17 casos, respectivamente, por cada 1 000 habitantes.

Esas cifras superan la tasa promedio nacional: 12 por 1 000 habitantes, por lo que aún no se ha logrado contener la expansión comunitaria.

El porcentaje de personas que dan positivo en Morona Santiago es de 12%; es decir, de 100 test que se toman 12 salen positivos. En esta provincia -de casi 197 000 habitantes- se toman 73 muestras por cada 1 000 personas, una cantidad superior a la media del país, que es 41. Aunque, esa cobertura no es representativa.

En un mes aumentaron 350 nuevos casos de covid-19 entre los 12 cantones de la provincia. Las autoridades insisten en que la toma de pruebas es insuficiente y los resultados están rezagados. Según Julio Molina, coordinador de la Zonal 6 del Ministerio de Salud Pública (MSP), el aumento de casos se esperaba, por lo que no es un nuevo brote. “Seguimos viviendo los resultados de los últimos dos feriados, de reuniones y aglomeraciones”.

Molina dijo que los resultados están represados porque el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) labora ocho horas diarias y no 14, como hace dos meses. Dijo que también hay una baja demanda de atención en hospitales públicos.

El Hospital General de Macas tenía ayer (10 de diciembre del 2020) dos de sus cuatro camas de la unidad de cuidados intensivos (UCI) ocupadas; y ocho de hospitalización. Por esta razón, incluso se amplió la atención para otras patologías.

Pese a este panorama, a los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) de Sucúa y Santiago de Méndez les preocupa el aumento del contagio en este mes. Por eso prohibieron la apertura de bares y discotecas, así como la realización de eventos sociales o religiosos, hasta el 4 de enero.

¿Qué ocurre en Pastaza? Su población es menor a la de Morona, pero el nivel de contagio es mayor: 26 de cada 100 pruebas procesadas daban positivo al virus hasta el pasado domingo.

La toma de test en Pastaza es mucho más baja que en Morona, 47 por
1 000 personas. Esta localidad afronta un problema adicional: alto represamiento de las pruebas.

Hasta el 7 de diciembre, el 12,5% de muestras PCR tomadas correspondía a casos sospechosos en espera de resultados. Además, estos tardan hasta ocho días en llegar a los hospitales públicos y a los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae), quienes llevan un registro del contagio en las comunidades. Los análisis se hacen en Quito y Tena.

Según Narcisa Lozada, directora Distrital del MSP, están a la espera de los resultados de 286 muestras de Pastaza, Mera y Santa Clara. Mientras tanto, los casos sospechosos están aislados en sus casas o en el Centro de Aislamiento Temporal Morete Puyo; ahí hay cinco pacientes con sintomatología leve o moderada y dos camas a la espera de más casos.

En el Hospital Básico Puyo, cuatro de las ocho camas de UCI están ocupadas. En hospitalización hay pacientes en seis de ocho camas.

Lozada habló de un “leve aumento de casos en la provincia” e indicó que tienen 300 pruebas PCR y rápidas. La Confeniae tiene menos de 200.
Según los dirigentes de la Confeniae, en las comunidades achuar, kichwa, shuar, zápara, shiwiar, waorani y andoa hay un descenso de casos.

Andrés Bonilla, alcalde de Archidona y presidente del Consorcio de Municipios Amazónicos (Comaga), indicó que si bien la demanda en hospitales de la región ha bajado, se espera un posible aumento de casos este mes. “Es una alerta fuerte, por no contar con una infraestructura adecuada. Las autoridades nos hemos puesto al frente, pero hay escasez de recursos”.

Suplementos digitales