Participación Ciudadana plantea al CNE reformar el s…
Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
La violencia escala en el cerro Las Cabras
En 21 provincias se detectaron zonas donde existe mi…
Iza, tras dos tropiezos, reúne a la Conaie para defi…
Tonga confirma un primer fallecido tras la erupción …
Liquidación o nuevos contratos piden extrabajadores …
Lasso designa representantes para siete embajadas

Cooperativas quieren sacar a chulqueros de los mercados

Dos ejecutivas de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Kullki Wasi llegaron con créditos para los comerciantes del Mercado Central, en el centro de Ambato. Foto: EL COMERCIO

Carmen Tacuarán, comerciante de frutas y verduras, pensó que el crédito de USD 200 sería la salvación a su problema económico. A pesar de que con el dinero pudo surtir su local, en el momento de pagar llegaron las complicaciones. Ella apenas lograba cubrir los USD 18 que debía cancelar al día por el préstamo.

Recuerda que un prestamista ilegal le entregó el dinero con 10% de interés diario para un mes. “Las ventas bajaron y no pude pagar y la deuda creció a USD 350. Fue complicado porque ellos no esperan”.

La mujer de 55 años se vio obligada a efectuar un crédito en una cooperativa para pagar esta deuda. “Me acosaban todos los días con los pagos, no podía ni dormir pensando en la deuda. Fue un sufrimiento”.

Al igual que ella, decenas de comerciantes de las plazas y mercados piden a chulqueros, porque no necesitan entregar papeles ni garantía.

Un estudio realizado antes de la pandemia por la Cooperativa de Ahorro y Crédito Chibuleo detalló que 7 de 10 comerciantes en las diferentes plazas y mercados de Ambato y a escala nacional tenían un crédito con un financista ilegal. Ellos entregaban préstamos desde USD 100 a 3 000. Los intereses variaban entre el 10 y el 20%.

Tras los resultados de este análisis, los ejecutivos de la entidad decidieron ofrecer créditos en las plazas y mercados de la ciudad con el denominado: ‘CrediAmigo caserita’.

El cliente recibe préstamos rápidos en el mismo sitio y en efectivo. “La idea fue eliminar a los chulqueros y poco a poco lo estamos logrando. Lo que buscamos es la reactivación económica con la entrega inmediata y ágil”, dice Stalin Lema, jefe de créditos de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Chibuleo.

Asegura que han entregado más de 3 000 créditos por cerca de USD 10 millones en este año. Ahora siete de cada 10 comerciantes trabajan con las instituciones cooperativas. “Les ofrecemos préstamos desde los USD 200 hasta 5 000 con 17% de interés anual”.

Cooperativas como Kullki Wasi, CrediYa y otras también cubren una parte de este segmento de mercado. Por ejemplo, CrediYa entregó 2 500 préstamos, por un total de USD 7 millones con su producto Crédito oportuno en 24 horas.

Cristina Santamaría, gerente de esta Cooperativa, explica que uno de los servicios son los microcréditos dirigidos a los comerciantes con bajas tasas de interés. Los montos van desde entre los USD 200 a 30 000 a plazos de 6 meses a un año.

Afirma que han logrado desplazar a los prestamistas ilegales en un 80% de los mercados. “Aún hay personas que trabajan con el pago diario, es por las facilidades con que les prestan. No analizan cuánto pagan al final y están en problemas cuando no pueden cancelar. Las personas que más ingresan a este sistema son quienes están en la Central de Riesgos”.

Belén Ases es comerciante en el Mercado Simón Bolívar, al oriente de Ambato. Hace dos meses recibió un crédito de la cooperativa CrediYa. Cuenta que en menos de 24 horas recibió USD 2 500, que deberá pagar en año y medio. Todos los días cancela USD 6,50 al asesor de crédito Germán Bustos, quien realiza los cobros en los mercados.

La cooperativa Kullki Wasi entró en esta modalidad de créditos desde septiembre pasado como un plan piloto con montos desde los USD 200 hasta 5 000 con su producto: Kullkisito y un interés del 18,5% anual.

Juan Andagana, gerente de esta institución, detalla que ofrecen préstamos inmediatos que ya lo tenían en el 2004. “Decidimos ofertar nuevamente nuestro producto en todo el país porque están llegando los chulqueros a las plazas y mercados. La idea es ayudar en la reactivación y que no caigan en manos de los agiotistas. La presentación del nuevo servicio será el 7 de diciembre”.

La comerciante Elida Coca tiene un puesto en el Mercado Central. Hizo un crédito de USD 5 000 para surtirse de productos lácteos. Dice que ya no hace créditos a los chulqueros porque los intereses son elevados. “Me desconcentré en el negocio por la deuda, pues debía pagar a los agiotistas USD 40 diarios incluido sábados y domingos solo por un crédito de USD 1 000. Son gente grosera y si me demoraba un día cobraban más interés, tuve que hacer un préstamo para pagar y librarme de ese sufrimiento”.

Según la Asociación de Comerciantes de Plazas y Mercados de la ciudad, hay 22 centros de acopio entre plazas y mercados donde laboran 7 000 comerciantes catastrados.

Suplementos digitales