Lasso nombra a nuevos embajadores en Australia y Palestina
Ecuador acogerá la Cumbre Iberoamericana de 2024
Deslizamientos, colapsos e inundaciones se reportan en Quito
La Reina y su corte iniciaron sus actividades por Fi…
No es Greta Thunberg bailando desnuda, es un ‘…
Filas y aglomeraciones por Black Friday en Guayaquil
Partes de fusiles, decomisadas en aeropuerto de Quito
La OMS bautiza como ‘omicrón’ a nueva variante

El consumo de licor y los escándalos públicos aumentan los fines de semana en Ecuador, pese a las restricciones

Otavalo, en Imbabura, fue una de las urbes en donde se irrespetó el toque de queda. Ahí 12 personas fueron aprehendidas. Foto: Cortesía /  Gobernación de Imbabura

Otavalo, en Imbabura, fue una de las urbes en donde se irrespetó el toque de queda. Ahí 12 personas fueron aprehendidas. Foto: Cortesía / Gobernación de Imbabura

Otavalo, en Imbabura, fue una de las urbes en donde se irrespetó el toque de queda. Ahí 12 personas fueron aprehendidas. Foto: Cortesía / Gobernación de Imbabura

Desde la noche del 30 de abril del 2021 hasta la mañana de hoy, 3 de mayo, se contabilizaron 5 181 casos de personas que ingerían licor en espacios públicos, pese al toque de queda que rige en 16 provincias del Ecuador. La semana anterior, en el mismo periodo, se reportaron 4 317 de estos casos.

La limitación de estas y otras actividades están previstas en el estado de excepción, que está vigente desde el 23 de abril pasado hasta el próximo 20 de mayo, como una estrategia de las autoridades para contener la expansión del covid-19.

Los escándalos públicos también crecieron este fin de semana, en comparación con el anterior. Pasaron de 3 029 a 4 371. Según el presidente del COE nacional y director del ECU 911, Juan Zapata, estas incivilidades se incrementan los fines de semana. Aunque de lunes a viernes tienen una tendencia a la baja. Igual sucede con la aglomeración de personas y fiestas clandestinas.

Guayas es la provincia del Ecuador en donde ocurren la mayoría de las actividades que están vedadas por la pandemia. Así asegura Zapata. También felicitó a los habitantes de Guayaquil y Quito en donde hubo más respeto a las medidas restrictivas.

Los ecuatorianos iniciaron hoy una nueva jornada, tras el feriado por el Día del Trabajo, que debido al estado de excepción se celebró el 30 de abril último, y un toque de queda extendido entre las 20:00 del viernes y las 05:00 de este lunes. Durante esos días fueron detenidas 464 personas, por no respetar la restricción de movilidad. La semana anterior la Policía Nacional detuvo a 195 por la misma causa.

Durante este feriado, matizado por las limitaciones, no hubo mayor presencia de personas en las terminales terrestres, carreteras y playas. Esta vez, se contabilizaron 1 781 ciudadanos a los balnearios marinos, frente a 115 000 en el asueto por el Día del Trabajo del 2019.

Las autoridades realizarán una evaluación del número de personas contagiadas con el nuevo virus, en los próximos 15 días. Se analizará si las restricciones que se aplican en las provincias de Azuay, Imbabura, Loja, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Los Ríos, Esmeraldas, Santa Elena, Tungurahua, Carchi, Cotopaxi, Zamora, Chinchipe y El Oro permitieron reducir el índice de contagios. Y, con ello, se dará un respiro a las casas de salud que están al borde del colapso.

Suplementos digitales