7,2 toneladas de droga, decomisadas en Guayaquil, fu…
La Unión Europea no puede obligar a sus ciudadanos a…
Un hombre fue asesinado a balazos en Tulcán
Santiago Guarderas entregó la rehabilitación del pue…
Conozca cómo utilizar de manera inteligente el décim…
Inscripciones para aspirantes a nuevos policías se inician
Don Medardo y sus Players, en vivo, por Fiestas de Quito
Aumentan las hospitalizaciones por covid-19 en Cuenca y Loja

Los comerciantes de Santo Domingo de los Tsáchilas aplican rebajas y promociones para alentar las ventas navideñas

Los comerciantes de la calle Alajuela ofrecen ropa, zapatos, artículos navideños y otras mercancías, para aprovechar esta temporada.

Los comerciantes de la calle Alajuela ofrecen ropa, zapatos, artículos navideños y otras mercancías, para aprovechar esta temporada.

En Santo Domingo de los Tsáchilas, la venta de artículos como ropa y juguetes empezó temprano la atención en los establecimientos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

En Santo Domingo de los Tsáchilas, la venta empezó temprano la atención en los establecimientos.

Desde las 07:30, los locales, ubicados en las avenidas Quito, 29 de Mayo y Tsáchila, abrieron sus puertas para atender a sus clientes. Este año, el horario de funcionamiento lo mantendrán hasta las 21:00 para que las personas puedan comprar con más holgura y menos prisa sus productos.

La ciudad tiene una restricción vehicular a partir de la media noche y la idea es que el comprador no tenga contratiempos por esa medida, dijo el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Zavala.

Ayer, se registró un incremento de personas en las avenidas donde se concentra el comercio. El movimiento fue más alto comparado con los días del Black Friday. Pero, aún no supera la afluencia de diciembre del año pasado, agregó Zavala.

Por esta temporada, los comercios suelen registrar un aumento de entre un 35% y 40% más de compradores frente a otros meses.

Pero dada la situación económica y la época de pandemia, se espera que este año no llegue al 20%, contó Víctor Baque, presidente de la Federación de Comerciantes 3 de Julio.

Las personas accedían a los lugares donde había descuentos y promociones. En boutiques y sitios de venta de electrodomésticos se ofertaban rebajas de hasta un 30%.

En locales de calzado, mobiliario, entre otros, se anunciaba que se mantienen los “precios de años anteriores”.

Precisamente, esos artículos son los que más atraían a las personas.

En un local de venta de ropa, por ejemplo, un jean de mujer que antes costaba USD 65 ahora se lo encuentra en USD 23.

El aforo permitido por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) para el sector comercial es de un 50%.

Los agentes de control municipal realizaron inspecciones para que se cumplan las medidas de bioseguridad. Los establecimientos colocaron pedilubios y espacios para lavarse las manos con gel y alcohol.

Suplementos digitales