Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…
Canadá elige este lunes un nuevo Gobierno tras reñid…
Dos niños golpeados tras caer de una rueda moscovita…
Superintendencia de Compañías calificó nombramiento …
La travesía de las haitianas embarazadas para ver na…
Bukele acusa a supuestos opositores de cometer ̵…
2 000 evacuados por la erupción de un volcán en isla…

El tránsito vehicular en la vía Puyo-Tena fue reabierto por las comunidades del cantón Santa Clara, en Pastaza

Foto: EL COMERCIO

Foto: EL COMERCIO

Foto: EL COMERCIO

El paso en la vía Puyo-Tena fue restablecido en el kilómetro 42 del cantón Santa Clara, en la provincia de Pastaza. La carretera fue cerrada por las comunidades kichwas exigiendo la salida definitiva de empresa hidroeléctrica Genefran de los territorios ancestrales.

Ellos se oponen a la construcción de una central hidroeléctrica porque afecta al río Piatúa uno de los más limpios, sin contaminación, en Pastaza.

La medida fue levantada hoy, jueves 15 de noviembre del 2018, tras dos horas de dialogo entre el Gobernador, la Policía Nacional y los habitantes de Santa Clara.

En la reunión se firmó un acta compromiso entre el gobernador de Pastaza, Pablo Landivar; la dirigencia kichwa representada por Cristian Aguinda y Nelson Calapucha, y el presidente de la Confeniae, Marlon Vargas.

Entre los acuerdos están la salida inmediata de la maquinaria de la empresa Genefran del territorio kichwa en un plazo máximo de 48 horas. Además, que se disponga en forma inmediata la instalación de la mesa de diálogo, para determinar presumibles violaciones legales que la compañía Genefran haya cometido en el inicio de los trabajos.

Además interceder ante el Gobierno Nacional en el proceso de reversión de licencias ambientales y concesión del agua iniciada por las comunidades kichwas de Santa Clara. En caso de incumplimiento a los compromisos, la medida de hecho se reactivará.

Previo a la paralización la nacionalidad Kichwa de Pastaza (PAKIRU) y sus comunidades de base sostuvieron una asamblea el miércoles 14 de noviembre del 2018, a la que asistieron 13 dirigentes de las comunidades de Pastaza.

El presidente de la Confeniae, Marlon Vargas, dijo que en la cita resolvieron además rechazar la licitación petrolera de los bloques 86 y 87, así mismo de la eminente explotación del bloque 28 porque afecta su territorio declarado como Kawsak Sacha o Selva Viviente.

También se declararon en resistencia y movilización permanente en defensa del río sagrado Piatúa supuestamente afectado por la empresa hidroeléctrica Genefrán.

Suplementos digitales