Pablo Celi se presentó con sus descargos ante la Com…
Muere el religioso Karadima, expulsado del sacerdoci…
Nicaragua amenaza con cárcel a médico por cuestionar…
Restaurantes y centros comerciales deben reducir afo…
Cuatro nombres de ediles suenan para ser la Vicealca…
Túnez cierra las administraciones públicas durante 4…
Federación Campesina de Bolívar elegirá en un congre…
No hay datos sobre el avance del covid-19 en Ecuador…

El anillo vial de 16,5 kilómetros de Santo Domingo entra a la fase de entrega de las últimas obras

La semaforización de un tramo del anillo vial ya funciona en ese eje que conecta a Pichincha con Los Ríos, pasando por la provincia Tsáchila. Foto El Comercio

La semaforización de un tramo del anillo vial ya funciona en ese eje que conecta a Pichincha con Los Ríos, pasando por la provincia Tsáchila. Foto El Comercio

La semaforización de un tramo del anillo vial ya funciona en ese eje que conecta a Pichincha con Los Ríos, pasando por la provincia Tsáchila. Foto: EL COMERCIO

Los últimos trabajos del anillo vial de Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente del Ecuador, avanzan contrarreloj. Este 1 de diciembre de 2020, las autoridades acudieron a la puesta en funcionamiento de dos conjuntos de semáforos del tramo Quito-Quevedo.

Esa señalética era urgente en esa zona debido a los accidentes de tránsito que ocurrían, sobre todo, en horas de la noche.

Al menos unos 10 de siniestros fueron reportados en el último mes en ese trayecto que, además, estuvo sin iluminación.

Ahora el tramo de 9,3 kilómetros cuenta con señalética horizontal, alumbrado público, cunetas bordillos y la vía ampliada a cuatro carriles. Hacen falta dos puntos complejos que deben contar con semaforización. Los nuevos dispositivos fueron probados en la calle Jacinto Cortez y avenida Río Toachi. En esos puntos se producen a diario concentraciones de vehículos que viajan a los accesos a las vías Aventura, por un lado y por otro, al trayecto a Quevedo.

Durante un acto en esas zonas, el director del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Patricio Navarro, dijo que la obra en general tiene un avance que se acerca al 80%. En lo que queda de este año se intervendrá con obras conexas que tienen que ver con la señalización.

El anillo vial tiene otros dos tramos que empiezan en el redondel del Sueño de Bolívar hasta el obelisco Orangine y sigue desde ahí hasta la vía Quevedo, con un total de 16,5 kilómetros de carretera.

La obra es ejecutada por la firma Constructora Nacional con un presupuesto de USD 17 millones. Los trabajos avanzan de acuerdo con una reprogramación que sucedió tras la pandemia de marzo del 2020. Eso hizo que los planes iniciales se ajustaran y ahora la ampliación se prevé entregar en enero de 2021.