Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…
En el vacunatorio del Bicentenario hubo música y danza
Virtualidad afectó a negocios aledaños a las universidades

Ambato mueve el comercio regional

En el Mercado Mayorista. Los compradores inundaron el centro de comercio en busca de los regalos para Navidad. Glenda Giacometti / EL COMERCIO

En el Mercado Mayorista. Los compradores inundaron el centro de comercio en busca de los regalos para Navidad. Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Desde el 15 de diciembre, el Mercado Mayorista de ropa de Ambato se encuentra lleno de compradores.

Cientos de personas, entre turistas y lugareños, llegaron para abastecerse ya sea de mercadería para vender en otras partes del país o de regalos para Navidad.

Nelly Ávila y su esposo Juan Pérez buscaban pantalones para sus nietos. “La oferta es variada y los precios son cómodos”, dijo Ávila.

Los costos resultan económicos para Estefanía Acosta. La estudiante buscaba un regalo para su novio. “Las camisetas de licra con estampados tienen un precio de USD 3,80. Es bueno”.

La ropa que más salida tiene, por el momento, es la de colores amarillo, rojo y verde. Son ideales para la noche del 31 de diciembre. El amarillo significa dinero, el rojo amor y el verde esperanza, dijo la comerciante Diana Puga.

Jorge Paredes es productor y comerciante de zapatos. Asegura que solo en diciembre las ventas alcanzan los USD 6 000. “Nos preparamos desde octubre para Navidad”. Para ello, añadió, sube la fabricación de calzado un 30%.

Por cada USD 25 de compra entregará un boleto para el sorteo, a finales de año, de un auto.

En el mercado Ferroviario y en la plaza Juan Cajas, el panorama es similar. Los compradores se pasean mirando los productos y analizando las promociones.

En el Mall de los Andes, la mayoría de locales comerciales colocó en las afueras o en el interior de sus locales mesas improvisadas para empacar los regalos. El patio de comidas también estuvo lleno ayer.

El único inconveniente, agregó Sofía Pérez, es el ingreso al centro comercial. “La fila de autos está, por la avenida Víctor Hugo, dos cuadras hacia arriba y faltan espacios para estacionarse”.

Los 120 policías municipales se desplegaron para controlar las calles y organizar a los vehículos. La congestión se generó en los alrededores de los mercados.