La hospitalidad sedujo a extranjeros para vivir en Canoa
Clientes de Uber siguen pagando IVA de la factura to…
La cuenta de viáticos en la Asamblea pasó de USD 9 6…
A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares
401 siniestros de tránsito en la Mariscal Sucre y Si…
Fiscal tiene la ruta de pagos ilegales de hermanos Celi
Un terremoto de magnitud 5.9 sacude el sureste de Australia
Joven cayó en una alcantarilla y quedó inconsciente …

Un tramo de la vía Baeza-Lago Agrio está en alerta naranja

La alerta naranja fue declarada este viernes 5 de junio del 2020 para un tramo de la autopista E-45 y río Montana, ubicada en el cantón El Chaco. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

La alerta naranja fue declarada este viernes 5 de junio del 2020 para un tramo de la autopista E-45 y río Montana, ubicada en el cantón El Chaco. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGR) declaró este 5 de junio del 2020 alerta naranja para un tramo de la autopista E-45 y río Montana, ubicada en el cantón El Chaco. Esta medida se tomó ante un posible colapso estructural de la vía conocida también como Baeza-Lago Agrio, a la altura del kilómetro 105. Por esta, transitan conductores en vehículos livianos y pesados.

La medida responde además a que esta situación podría poner en riesgo infraestructura estratégica que está cerca de la carretera.

La medida se tomó ante un posible colapso estructural de la vía también llamada Baeza-Lago Agrio. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Un tramo de la vía E-45 y del Sistema de Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) se encuentran próximos al borde de un socavón, que fue provocado por el proceso de erosión regresiva del río Coca. Este causó a inicios de febrero de este año el colapsó la quebrada de San Rafael. Y en abril la rotura de las tuberías del SOTE, Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) y poliducto Shushufindi-Quito.

Ahora este fenómeno ha avanzado por el río Montana, que se conecta con el Coca, poniendo en riesgo a la vía.

La vía, por la que transitan conductores en vehículos livianos y pesados, fue declarada en alerta naranja. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Por esto la SNGR dispuso al Comité de Operaciones (COE) provincial y cantonal, presididos por el gobernador y alcalde del cantón Chaco, que mantengan el estado de alerta y se tomen las acciones inmediatas necesarias para proteger a los usuarios.

Además, dispuso al Instituto de Meteorología e Hidrología del Ecuador (Inamhi) continuar monitoreando de manera permanente el proceso de erosión regresiva del río Coca. Y, que las instituciones que integran el SNGR cantonal ejecute las acciones correspondientes a la alerta naranja.

La infraestructura estratégica, que está cerca de la carretera, también está en riesgo. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Suplementos digitales