Argentina concede asilo diplomático a exministra Mar…
El BID inyecta fondos por USD 300 millones para mipy…
Postulantes para Superintendencia de Bancos niegan i…
Las fiestas juntan diversión, arte y cultura
Trabajo infantil aumenta al final del año
Consultoras internacionales descartan realizar audit…
Consejo de la Judicatura designa a los 14 nuevos jue…
Bailes 'Amazonazo' y 'Solandazo' se realizan por fie…

Actividades normales a pesar de la alerta naranja en el volcán Tungurahua

La actividad eruptiva del volcán Tungurahua aumentó desde la semana pasada. El sábado 18 de agosto se declaró la alerta naranja. Foto: Fabián Maisanche / EL COMERCIO

La actividad eruptiva del volcán Tungurahua aumentó desde la semana pasada. El sábado 18 de agosto se declaró la alerta naranja. Foto: Fabián Maisanche / EL COMERCIO

Las explosiones del volcán Tungurahua no disminuyen desde el pasado viernes. Los estruendos son audibles en las zonas próximas al coloso y en los cantones de Ambato, Pelileo, Baños de Agua Santa y Riobamba en Chimborazo.

Las autoridades de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Tungurahua activaron los albergues situados en La Paz (Pelileo), Baños y Penipe. Luego que se cambiará de alerta amarilla a naranja en las zonas próximas al volcán. A excepción del cantón Baños que se mantiene en amarilla.

Los técnicos del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT), que monitorean al coloso desde la base de Guadalupe en Patate, indicaron que la ceniza se dirige hacia el occidente. Además se registró el polvo volcánico en San Juan, Pillate y en el zona alta del cantón Quero.

Gorki Ruiz, técnico del OVT, explicó que la sismicidad en el interior del coloso es intensa. “Ayer (Sábado) se observó por medio de cámaras el descenso de material. Las personas deben estar alertas ante este tipo de fenómeno”, dijo Ruiz.

Alberto Guaman, poblador de Pillate, contó que la ceniza es blanca. "Los sembríos se están destruyendo".

Mientras las actividades de la agricultura y la ganadería se desarrollan con normalidad en las zonas próximas al Tungurahua.