Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…
15 beneficios se revisan en la ley para promover nue…
Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo

La actividad eruptiva del volcán Sangay va en aumento y continuará en las próximas semanas, según el Geofísico

Fotografía tomada durante el sobrevuelo efectuado el 24 de junio de 2020. En color amarillo se puede observar la quebrada sur oriental y su abertura máxima en la cumbre. Foto: Cortesía Instituto Geofísico

Fotografía tomada durante el sobrevuelo efectuado el 24 de junio de 2020. En color amarillo se puede observar la quebrada sur oriental y su abertura máxima en la cumbre. Foto: Cortesía Instituto Geofísico

Fotografía tomada durante el sobrevuelo efectuado el 24 de junio de 2020. En color amarillo se puede observar la quebrada sur oriental y su abertura máxima en la cumbre. Foto: Cortesía Instituto Geofísico

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional indicó que el actual proceso eruptivo del volcán Sangay representa el de mayor magnitud de las últimas décadas y presenta una alta tasa de ascenso, debido a las últimas emisiones de ceniza. Por ello, la entidad planteó tres posibles escenarios ante los recientes eventos.

Así lo dio a conocer a través de un informe especial, publicado el 16 de marzo del 2021. Según este organismo, el escenario más probable es que la actividad eruptiva del Sangay continúe “con eventuales picos de actividad, emisiones leves a importantes de ceniza y potencial remoción de escombros en la quebrada suroriental”.

En un segundo escenario, menos probable, se plantea una erupción mayor, ante el incremento de emisiones ocurridas en el último mes. “Se podría generar una fase explosiva mayor como la ocurrida en el año 1628 durante la cual se reportaron fuertes caídas de ceniza en Riobamba y sus alrededores, y en la cual, según los reportes históricos, la nube de ceniza llegó a obstruir la luz del sol, por varios días”, indicó el Geofísico.

Sin embargo, esta entidad aclaró que la posibilidad de que eso suceda dependerá de los cambios que presente el volcán en los próximos días. Por ello, en un tercer escenario (muy poco probable) se planteó que la actividad actual del volcán disminuya.

El proceso eruptivo actual del Sangay se inició en mayo del 2019, y se ha caracterizado por emisiones continuas de gas y ceniza. Ese comportamiento se ha ido incrementando desde agosto del 2020, con la erupción del 20 de septiembre de ese año y las recientes emisiones del 5, 6 y 11 de marzo de 2021.

“Este patrón de actividad nos indica que el volcán presenta una alta tasa de ascenso y acumulación de magma en su interior, lo cual sugiere que la actividad eruptiva continuará en las próximas semanas/meses”, puntualizó el Geofísico.

En el informe se detallaron también cambios morfológicos asociados a la erosión del flanco suroriental del volcán. En esa zona se ha formado una quebrada en la que se encausan flujos piroclásticos que ocasionalmente arroja el Sangay. Así se observó durante un sobrevuelo que se realizó en junio del 2020, en el que se evidenció que la quebrada tenía al menos 390 metros de ancho.

Desde entonces, los estudios satelitales han dejado ver una expansión de esa quebrada que hasta febrero pasado ya superó los 600 metros de ancho. Esta erosión, indicó el Geofísico, continuará hasta encontrar su nivel de estabilidad o cuando los materiales volcánicos encuentren su punto de equilibrio.

La tarde de este miércoles, 17 de marzo del 2021, el Geofísico alertó nuevamente sobre una emisión de gas y ceniza proveniente del volcán y que podría superar los 1 000 metros de altura. La columna se dirige hacia el occidente del Sangay.

Suplementos digitales