30 de September de 2010 00:00

23 días desaparecidos en el mar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘A ver... a ver”, dice Zoila Lucas, ella es clienta de la tienda de la familia Mero Delgado, ubicada en la parte alta de Jaramijó, en Manabí. La tienda de abarrotes está en la planta baja de la casa de dos pisos, entre las calles 5 de Junio y 6 de Diciembre. Hacia el lugar llegan a diario los vecinos en busca víveres y noticias sobre dos pescadores náufragos.

Allí permanece desde hace ocho días Inés Mero Delgado junto a sus seis hijas. Ella es esposa de Elvis Santos Alcívar (38) quien desapareció hace 23 días cuando zarpó desde el puerto de Manta, con rumbo noreste, a bordo de una lancha de fibra de vidrio.Santos estaba acompañado de Rolando Gracia Angulo (27), de la caleta de pescadores de San Mateo, en el suroeste de Manta.

Elvis fue contratado por el dueño del pesquero Ángel Gabriel, que se quedó dañado 423 millas (unos 783 metros) al noreste de las costas de Manta. Elvis es mecánico, su objetivo era reparar la avería del motor de esa nave.

Los pescadores nunca llegaron a su destino. Inés aún recuerda sus últimas palabras antes de hacerse a la mar. “Me voy negra, cuida bien a las niñas, regreso el sábado”. Agrega que el domingo pasado le comentaron que Elvis no llegó con los cinco tanques de diésel para abastecer al pesquero Ángel Gabriel. “Mi corazón se estrujó. Corrí a la Capitanía del Puerto de Manta con una de mis hermanas y mi suegra para comunicar sobre la desaparición de mi marido”.

El lunes, agrega Inés entre sollozos, nos enteramos que Elvis estaba enviando mensajes de auxilio a través de una radio que está instalada en la lancha. Ese medio de comunicación tiene alcance de 40 millas. Dos radioaficionados en México escucharon los SOS.

Se trata de Rubén Navarrete y Luis García Castro. Ellos se comunicaron con autoridades de la Embajada de Ecuador en México y estos a su vez con los funcionarios de la Armada en el Ecuador.

“Ellos (los pescadores) están con vida, García Castro conversó con mi esposo”, asegura la apesadumbrada esposa.

Las hijas de Inés y Elvis: Evelin, Tamara, Isabel, Milena, Keila y Sarita esperan por su padre. Evelin, la mayor (13 años), está junto a su madre y la ayuda con las gemelas Tamara e Isabel, mientras Inés cuida a sus padres que tienen discapacidad. Su madre yace sobre una silla de ruedas y su padre padece una afección crónica a los riñones, él camina con la ayuda de un soporte metálico.

Para la alimentación de las seis niñas, Inés recibe ayuda de sus hermanos y otros familiares. Hace un año dejó de recibir el Bono de Desarrollo Humano.

En Jaramijó la esperanza de encontrar con vida a los náufragos está latente. El radioaficionado Luis Castro, entrevistado desde Manta a través de Radio Contacto, dijo que escuchó el primer llamado de auxilio de Elvis el pasado domingo. A través del canal nueve, banda para los SOS, se pudo realizar una comunicación, fue a las 10:00. “Elvis me dijo que estaban posiblemente a 83.23 de longitud y latitud 6.00”. Esas coordenadas, según el capitán del Puerto de Manta, José Vera, los ubicarían frente a las costas de Panamá.

Se espera que los mensajes de auxilio que han sido escuchados, además por radioaficionados de Haití, Estados Unidos y Guatemala, sean replicados hacia los barcos mercantes y pesqueros que navegan por la zona para tratar de encontrarlos.

Castro dijo que le preocupaba la salud de los náufragos. Escuchamos a Elvis un poco agobiado, él nos confirmó que tenían molestias por la deshidratación.

La madre de Elvis imploró por ayuda del Gobierno para tratar de encontrar a su hijo y a Rolando. Inés y sus hijas rezan todas las noches junto a varios familiares y amigos en un altar improvisado en la casa de la familia Mero Delgado, ubicada en lo alto del acantilado de Jaramijó, para que Elvis y Rolando vuelva vivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)