4 de septiembre de 2018 00:00

Santa Elena es un granero agrícola con alto potencial

En la hacienda Kong, el riego y la preparación de la tierra son totalmente tecnificados. En los primeros días de agosto se preparaba la tierra para la siembra de 180 ha de maíz. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En la hacienda Kong, el riego y la preparación de la tierra son totalmente tecnificados. En los primeros días de agosto se preparaba la tierra para la siembra de 180 ha de maíz. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Mónica Mendoza  
Macroeditora(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sector agrícola es uno de los de mayor potencial en Santa Elena, sobre todo en la zona de la comuna El Azúcar.

Desde el ingreso a este sector, en el kilómetro 94 de la vía Guayaquil-Salinas, casi todo el territorio está lleno de haciendas en plena producción o terrenos para la expansión. Hay plantaciones altamente tecnificadas, con estructuras para el riego por aspersión y maquinaria para preparar la tierra para las siembras.

Según la Asociación de Productores Agrícolas de Santa Elena (Asoprose), existen 20 grandes haciendas que cultivan uvas, aguacate, maíz, cacao, banano orgánico, palma de coco y plátano, entre los principales. Los productos de mayor producción en toda la provincia son el maíz y el aguacate.

La hacienda Kong es una de las mayores productoras de maíz con 240 ha, además produce 10 de palma de coco y tiene un proyecto para aguacate. Douglas León gerente, dice que el nivel de técnificación es tan alto que en 200 ha trabajan con 5 a 6 personas.

Santa Elena es un granero agrícola con alto potencial


En total, son 17 productos plantados en 5 670 hectáreas. Pero las 20 haciendas tienen 12 514 hectáreas en total, es decir, que más del 50% todavía está sin desarrollar. El 39% de la mano de obra provincial está en las haciendas agrícolas.

A este sector pertenecen las más grandes empresas agrícolas de Santa Elena. Agrícola Pura Vida es la segunda con la mayor cantidad de activos en la provincia, con USD 14,9 millones, de acuerdo con el ranking de la Superintendencia de Compañías del 2017.

Pura Vida posee 600 hectáreas, según Asoprose, y produce 105 hectáreas de uvas de mesa de variedad Red Globe (rosada con semilla) y ARRA15 (verde sin semilla). También tiene 100 ha de aguacate de la variedad Hass.

El año pasado no registró ganancias a causa de las pérdidas del 80% de la producción por inundaciones. Pero este año se ha recuperado y tiene a 500 trabajadores. Así lo indica Carlos Rueda, dueño de Pura Vida.

A inicios de agosto los parrones de la hacienda estaban totalmente cargados de uva rosada para el inicio de la cosecha. En estos días todavía hay decenas de personas recogiendo el producto en los viñedos que se extienden en la hacienda.

La producción es de 200 000 a 250 000 cajas de uvas al año. Rueda calcula que en el 2018 podría exportar 30% de la cosecha. Actualmente la vende a Colombia, pero hay expectativas de abrir mercados en Inglaterra, Italia y EE.UU.

En el 2009, Pura Vida fue pionera en la producción de uvas en la península. Luego se instalaron otras dos haciendas. Se calcula que la inversión de las tres es USD 20 millones.

Pero la preocupación es la comercialización en el mercado local, por la falta de apertura de cadenas de supermercados. El 2 de agosto, durante una visita a la zona del entonces ministro de Agricultura, Rubén Flores, la asociación le planteó el tema.

Jaime León, presidente de Asoprose, reiteró que la preocupación de los productores es la comercialización en el país. Él señaló que los temas que les afectan son la importación y el contrabando de productos por las fronteras.

Rueda pidió al Gobierno que apoye para que las grandes cadenas den apertura y visiten las plantaciones.

Expansión empresarial

Las 20 primeras empresas de Santa Elena tuvieron utilidades por USD 9,9 millones en el 2017. De esas, 12 están dedicadas a la extracción, reproducción y a la cría de larvas de camarón para abastecer al país.

En Ecuador hay 300 laboratorios y 180 están instalados en la península, dice Álex El Ghoul, director de la Cámara de Acuacultura de Santa Elena. Los primeros laboratorios en el país se construyeron en 1983 en la península.

A finales de los años 90 había 25 laboratorios en producción y a finales del 2000, eran 200. Hoy el crecimiento va de la mano del ‘boom’ de la industria. En el 2017 el camarón se consolidó como el principal producto de exportación no petrolero, con USD 3 038 millones.

A escala nacional se producen 6 000 millones de poslarvas al mes, de las cuales 4 000 millones provienen de la península. Eso equivale a ventas mensuales de USD 10 millones, según El Ghoul. Él también es gerente de Aquatropical, uno de los 15 laboratorios integrales, con sala de maduración con 10 000 reproductores.

Mar Bravo es una de las zonas donde se instala la mayoría de laboratorios. Otras son La Diablica, Punta Carnero, San Pablo, Ayangue y San José. Se calcula que estas empresas dan empleo a 4 000 familias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)