18 de September de 2009 00:00

Ecuador devolverá la inversión a Enarsa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN




Redacción Negocios

Ecuador deberá pagar el capital inicial, inversiones y hasta “gastos por asesorías” a la empresa argentina Enarsa. Así lo acordaron ayer funcionarios de Ecuador y Argentina, en una reunión oficial, en Quito.

Enarsa, cuyo accionista mayoritario es el Gobierno argentino, se comprometió en febrero de 2008 a invertir cerca de USD 600 millones, de los USD 2 000 que requiere Coca-Codo Sinclair, una obra eléctrica emblemática del Gobierno ecuatoriano.

Con 1 500 megavatios, esta central será capaz de abastecer al 75% del territorio nacional y se convertirá en la mayor planta de generación eléctrica del país.

Pero el 31 de agosto pasado, la firma argentina sorprendió con el anuncio de abandonar el proyecto donde participaba con un 30%, debido a la falta de recursos.

Tras la decisión una numerosa misión, compuesta por funcionarios del Gobierno argentino y ejecutivos de la empresa Enarsa, llegó ayer al país para poner las cuentas en orden. La cita reservada se dio en las oficinas del Ministerio Coordinador de los Sectores Estratégicos, en el norte de Quito.

“No están”, respondió un funcionario del Ministerio ante la consulta de este Diario por los personeros de Enarsa.  Pero las entradas y salidas constantes de los funcionarios argentinos del despacho del ministro de los Sectores Estratégicos, Galo Borja, delataron  su presencia.

En otra sala, junto al despacho, se encontraban reunidos los funcionarios de la empresa Coca Sinclair, que está a cargo de la mega-obra. Pero los funcionarios evitaron dar declaraciones. En la reunión oficial también participó el ministro de Petróleos, Germánico Pinto.

De la parte argentina estuvieron Exequiel Espinosa, presidente de Enarsa; José María Olazagasti, secretario del Ministerio de Planificación de Argentina, mayor accionista de Enarsa; y Carlos Piñeiro, embajador de Argentina, en Ecuador.

Los diálogos se desarrollaron durante toda la jornada de ayer. Al final se firmó un acta donde Ecuador se compromete a comprar las acciones de Enarsa en el proyecto, pero no hubo cifras. Este Diario intentó contactar al ministro Borja, pero mantuvo  su celular apagado.

Por su parte, Pinto evitó hablar sobre el tema y señaló que se enviará un comunicado de prensa, el cual llegó pasadas las 18:00.

Ahí  se informó que el país comprará el 30% de acciones de Enarsa. Añadió que debido a “la crisis financiera mundial, que tuvo consecuencias en los dos países, se tomó la decisión de buscar financiamiento para la construcción de la obra”.

Actualmente el Gobierno ecuatoriano busca financiamiento de un banco chino para el proyecto. “En este sentido, es interés del Ecuador el manejo completo de este proyecto para así asegurar la soberanía del país sobre el mismo”, anota el escueto boletín.

En 2008, según información del Ministerio de los Sectores Estratégicos, esta empresa  invirtió USD 4,1 millones, que correspondieron al 30% de su participación en la empresa mixta.

Para el catedrático Jesús Játiva, los costos de la participación de Enarsa no deberían ser trasladados a la sociedad, sino a los funcionarios responsables de esta alianza que no se concretó.

Cree que desde el principio Ecuador no necesitaba de un socio. “En el país existen expertos que conocen los procesos de construcción de centrales hidroeléctricas, tanto en los aspectos técnicos como financieros, así lo han demostrado  en  Paute Molino,  Agoyán, Marcel Laniado...”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)