14 de agosto de 2020 00:00

USD 95,5 millones por devoluciones de renta e IVA adeuda el Estado

Gabriela Céspedes (der.), propietaria de un establecimiento de asesoría tributaria, ayuda a contribuyente. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Gabriela Céspedes (der.), propietaria de un establecimiento de asesoría tributaria, ayuda a contribuyente. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 35
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
María Vanessa Silva

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La devolución de impuestos es otra cuenta pendiente del Gobierno. La escasez de ingresos en la caja fiscal ha demorado el reembolso de recursos a los contribuyentes.

La situación afecta a personas naturales y a empresas, que esperan una solución del Estado. Para ellos, ese dinero representa una importante fuente de liquidez en momentos de crisis económica.

Por el impuesto a la renta (IR) y el impuesto al valor agregado (IVA), el Fisco reconoció que se devuelvan USD 415,4 millones. De ese monto, se reintegraron 319,9 millones hasta el 29 de julio pasado, según el Servicio de Rentas Internas (SRI). Queda un saldo pendiente de USD 95,5 millones a favor de los usuarios.

Juan Madera, de 39 años, lleva semanas esperando por la acreditación. “Hice el trámite en junio, se supone que tenían que depositarme en 72 horas. Ya se acabó el mes y nunca pasó. Son USD 400 de devolución del IVA y del impuesto a la renta del 2018”.

Es la primera vez que Madera pide la devolución. No lo hizo en años anteriores “porque no necesitaba”. Esta vez solicitó porque sus ingresos disminuyeron. A causa de la pandemia del covid-19 le redujeron el sueldo en el trabajo y perdió otros ingresos extras.

“Con la pandemia quedó en cero el negocio que tenía aparte como fotógrafo ‘freelance’ en bodas y eventos sociales, ya no tengo esos ingresos. Por eso pensé en pedir ese saldo y, así, completar mi presupuesto”. 

Como él, decenas de contribuyentes reclaman en redes sociales al SRI y al Ministerio de Finanzas por el reintegro de los tributos pagados en exceso.
Rentas Internas asegura que ha receptado y gestionado todas las solicitudes dentro de los plazos fijados en la norma vigente, sin suspensión.

“Las acreditaciones se las realiza de acuerdo con la disponibilidad de fondos del Ministerio de Economía”. Se ha dado prelación a grupos prioritarios, dice la entidad.

Finanzas, por su parte, afirma que se hacen esfuerzos para cumplir con las obligaciones pendientes, “conforme la disponibilidad de recursos”.
El desembolso de dinero está previsto dentro de la programación fiscal de este año, aunque no precisó en qué plazos.

Debido a la crisis, más personas buscan liquidez mediante este mecanismo, cuenta Gabriela Céspedes, propietaria de un establecimiento que asesora sobre trámites legales.

En cuanto a devolución del impuesto a la renta, esta contadora tiene trámites pendientes de pago de contribuyentes desde marzo pasado.

Para los contribuyentes es importante tener presente que, si bien están perdiendo liquidez, el dinero represado en el Fisco no son recursos ociosos, “es dinero que está ganando intereses”. Mientras más demore el Gobierno en acreditar los valores, se acumulan intereses a favor del usuario, según el Código Tributario, dijo el abogado René Sánchez.

Los exportadores también aguardan a que el Estado se ponga al día. En su caso, en la Ley de Simplificación Tributaria -vigente desde enero del 2020- se creó la devolución simplificada de tributos al comercio exterior (‘drawback’).
El ‘drawback’ se calculará por un porcentaje del valor FOB de exportación, que debe ser fijado vía decreto ejecutivo, dispone la ley. Sin embargo, ocho meses después de la vigencia de la norma, el decreto todavía no ha sido expedido.

El pasado 31 de julio, la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) envió una misiva al presidente Lenín Moreno, en la que solicita “la emisión urgente” del decreto. El gremio calcula que la devolución al sector ascendería a más de USD 350 millones al año.

Felipe Ribadeneira, presidente de la Federación, sostiene que las demoras afectan a las empresas, porque los costos de producción terminan siendo mayores a los de sus competidores, lo cual afecta al volumen de envíos. “Hay que respetar al 100% el principio de no exportar impuestos”.

Daniel Legarda, viceministro de Comercio Exterior, dijo que el retraso responde a complicaciones que afronta el Fisco. En este tiempo se han analizado los sectores beneficiados y el porcentaje a devolver. La intención es emitir el decreto durante este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (19)