7 de enero de 2021 00:00

Alertas por bandas que ofertan falsas vacunas covid-19 en Ecuador

Imagen referencial. De la vacuna, se analizan todas las partes de su formulación. Foto: Reuters

Imagen referencial. Desde el inicio de la pandemia se han reportado casos de estafas en productos para el manejo del covid-19. Foto: Reuters

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Sara Ortiz

Las primeras alertas sobre estafas relacionadas con la venta de supuestas vacunas contra el covid-19 aparecieron en Quito desde la semana pasada.
Los sospechosos hicieron circular un anuncio por medio de cadenas de mensajes en la plataforma de WhatsApp.

El producto que se ofrece es un frasco de cristal lleno de un líquido ligeramente amarillento. Se asemeja a una ampolla individual y en su etiqueta aparece la marca de una farmacéutica internacional.

Agentes indagan si estos hechos son similares a estafas que han sido reportadas en el extranjero. En Colombia, por ejemplo, personas envían correos con publicidad en donde aseguran tener las dosis y que para acceder a una lista de beneficiarios hay que pagar.

“Estamos verificando para saber con exactitud si detrás se encuentran bandas locales o grupos que operan desde otros países, pues en unos casos piden que se realicen los pagos con tarjetas de crédito”, señala un investigador.

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio (FTC) alertó sobre fraudes relativos a la vacuna y las ofertas que circulan en la Web. En Europa lo hizo la Europol.

Hasta fines de diciembre, la FTC recibió 275 000 reportes de estafas en pandemia, con víctimas que reportaron pérdidas por USD 211 millones.

En Ecuador aún no hay denuncias formales. Sin embargo, la Patrulla Cibernética, un equipo de la Policía Nacional que rastrea las redes sociales, ha lanzado varias alertas.

Personas que han sido contactadas por los supuestos vendedores accedieron a hablar con este Diario. Andrés es nieto de Gloria, de 83 años. Dice que su abuela vive sola en el sur de Quito y que el domingo (3 de enero) le escuchó decir que depositará USD 50 como abono para obtener la vacuna contra el covid-19. “Hablaba con alguien por teléfono convencional. Dijo que iría al banco de la tienda del barrio y que allí cancelaría. Yo tengo un número celular, he tratado de llamar, pero me bloquearon”.

La Policía sabe que en Panamá también se encendieron las alarmas luego de que apareciera un producto chino que se vende como vacuna.

Los agentes no descartan que ese mismo grupo también intente introducirlo a Ecuador, Colombia y Perú.

La Unidad de Investigación de Delitos Aduaneros dice que hay mafias que tratan de importar placebos que hacen pasar como medicamento.
Por el momento, 112 policías aduaneros se encuentran en una capacitación con funcionarios de Pfizer, la farmacéutica que vendió las vacunas al Gobierno ecuatoriano. La intención es poder identificar las dosis falsas y rastrear a las redes ilegales que las ofertan.

Los agentes saben que las dosis que llegarán al país el próximo 18 de enero vienen empacadas en una bandeja de 10 y 12 unidades, que deben cumplir con la cadena de frío, que los frascos no pueden estar al aire libre, como se muestra en las falsas publicidades.

El Ministerio de Salud advirtió que todo será administrado de forma gratuita.

Yolanda Barrionuevo cuenta que recibió, en un grupo de WhatsApp, información sobre esta venta. La publicación decía que si quería ser parte de una lista de personas que serán inmunizadas debía escribir a un número telefónico.

Ella lo hizo para conocer más detalles. El remitente le envió datos sobre el tipo de fármaco, país de origen, registro sanitario y hasta un código de importación. Finalmente le dijeron que si quería “beneficiarse” debía depositar un “abono” de USD 50 para estar en la lista y cuando la vacuna llegue al país, supuestamente desde México, debía cancelar el restante 50%.

Hoy, Barrionuevo sabe que este dato es falso. Ella es enfermera y conoce que el Gobierno no ha autorizado la importación de esta medicina por parte de empresas privadas.

La Policía espera que las personas que reciben ofertas sospechosas denuncien y proporcionen datos como números de cuentas bancarias para rastrear a las personas que están detrás de los ilícitos.

Con base en experiencias internacionales, los agentes saben que estas redes actúan a través de transacciones electrónicas dentro y fuera del país. Y tratan de borrar los rastros.

Los hechos

19/03/2020
Por pasos fronterizos ilegales ingresaron al país mascarillas, guantes, pruebas del covid-19 y alcohol. Todo era almacenado en casas y bodegas.

28/03/2020
En Internet se ofrecían pruebas rápidas para detectar covid-19. Fiscalía detectó a personas que vendían a USD 1 000 la caja de 25 unidades.

08/08/2020
La Policía alertó que las cibermafias se activaron para estafar a las personas que compraban mascarillas, trajes de bioseguridad y visores faciales.

02/01/2021
Por redes se ofrecen certificados falsos que indican que una persona no tiene covid. En el documento se incluyen sellos y la firma de un supuesto médico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)