5 de marzo de 2019 00:00

La intervención en barrios no frenó el microtráfico en Guayaquil y Durán

Tres años después las autoridades vuelven a intervenir el cerro Las Cabras (Durán).

Tres años después las autoridades vuelven a intervenir el cerro Las Cabras (Durán).

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Un equipo móvil de la Unidad de la Policía Comunitaria (UPC) vigila las calles Décima y Sucre, en el Suburbio de Guayaquil. Esa intersección está ubicada a una cuadra de la denominada ‘Bahía de la droga’. En el 2016, la Policía intervino este sitio. Cuatro hombres recuerdan que en ese entonces hubo allanamientos y detenidos por presuntamente vender droga en el sector.

Tres años después, el microtráfico en ese sitio continúa.
Igual ocurre en los Bloques 3 y 4 de Bastión Popular, en Sociovivienda 1 y 2; y en el cerro Las Cabras, en el cantón Durán. Esos sitios también fueron intervenidos en 2016 con la idea de erradicar el microtráfico . En la ‘Bahía de las Drogas’, los moradores temen referirse a la venta del narcótico.

Un vecino de la zona dice que al principio de la intervención había patrullajes constantes y que, incluso, llegó el Gobernador de ese entonces, Julio César Quiñónez.

El viernes, la UPC móvil estaba cerrada. Los vecinos de ese barrio dicen que pasa así la mayor parte del tiempo.

Un morador advierte que todavía se ven personas que venden droga de manera discreta. “La Policía viene y los saca. Pero se van los uniformados y los chicos vuelven”.

Otra persona recuerda que en esos días, los agentes capturaron a microtraficantes. Pero ahora unos regresaron al sitio y se introdujeron en los callejones que están al pie del estero. Ahí siguen con la venta.

“Uno aquí mejor se encierra en la casa y no habla con nadie. Después vienen las represalias por señalar o decir algo”, cuenta el morador.

La general Tanya Varela, comandante zonal de Policía, dice que en la intervención de los sectores no solo participaron los uniformados.

También estuvo la desaparecida Secretaría Técnica de Drogas (Seted), el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), la Intendencia.

En febrero del 2016, el entonces ministro del Interior, José Serrano, aseguró que a escala nacional se identificaron 50 sectores donde hay incidencia de microtráfico y delincuencia. De esas zonas, 20 están en la provincia del Guayas.

La gente del barrio Garay prefiere estar en sus casas. Las bancas que están al pie de la zona regenerada están vacías. Varela dice que este año se trabaja nuevamente en algunas zonas intervenidas, como los bloques de Bastión Popular.

Respecto a la reincidencia de la venta de droga advierte que la intervención “debe ser un trabajo integral con otras entidades, como Salud”.

Este Diario intentó hablar con autoridades de esa Cartera de Estado, pero el personal dice que cuando hubo la intervención estaban otras autoridades y que toda la información se remitía a la Gobernación. Allí, en cambio, aseguraron que las acciones se hicieron en otra administración.

En los Bloques 3 y 4 de Bastión Popular, los operativos antinarcóticos son constantes. Un agente detalla que, al menos, una vez a la semana se allana uno o dos inmuebles en busca de dosis de ‘H’, marihuana y de quienes las venden.

Un poco más al noroeste de Guayaquil, en Sociovivienda 1 y 2, la venta de droga y delincuencia continúa. En enero pasado, se difundió un video en el que dos hombres pasean por el sector con una subametralladora.

Una moradora denunció que dos personas dispararon tres veces contra las paredes de su casa como advertencia para que no hablara. Tras la intervención en Sociovivienda 1 y 2, en noviembre de 2017 se realizó una segunda incursión policial con agentes tácticos y personal policial a caballo. Varela indica que ese es uno de los sitios a intervenir nuevamente, pero no detalla fechas. En cambio, en el cerro Las Cabras, del cantón Durán, se inició una segunda intervención.

El 21 de febrero, la Policía llegó con agentes especializados y hasta con un helicóptero. Ese día se detuvo a 15 personas, confirmó el mayor Ricardo Armas, jefe operativo del sector.

Un vecino que vive en el sitio más de 40 años espera que el trabajo policial continúe.

Dice que hace tres años se “limpió la zona” de vendedores y que la presencia de los uniformados duró cerca de cuatro meses. Luego, los agentes solo realizaron patrullajes esporádicos y los expendedores regresaron. Después del operativo ejecutado hace dos semanas, personal de servicio urbano de la Policía continúa en el sitio y agentes motorizados recorren el cerro.

El viernes pasado, la Policía realizó una minga al pie de Las Cabras. Participaron vecinos y empleados municipales del cantón. Cortaron árboles, recogieron deshechos y se difundió un plan para pintar un mural y las escalinatas del cerro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)