1 de septiembre de 2020 14:01

Docentes de varios planteles fiscales de Azuay empezaron el paro virtual de actividades

Este martes 1 de septiembre del 2020 se iniciaron las clases en el régimen Sierra y Amazonía. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Este martes 1 de septiembre del 2020 se iniciaron las clases en el régimen Sierra y Amazonía. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Como lo anunciaron en sus redes sociales, más de una decena de planteles educativos públicos de Azuay no iniciaron el nuevo año lectivo, este martes 1 de septiembre del 2020. Los docentes se acogieron al paro virtual en demanda del pago de los sueldos atrasados y por las desvinculaciones de docentes.

En esa lista de los planteles que se acogieron a la medida de hecho están el Benigno Malo, Herlinda Toral, Las Palmas, La Inmaculada, Carlos Rigoberto Vintimilla, Zoila Aurora Palacios, Alberto Andrade Arízaga, Isabel Moscoso, entre otros.

En Azuay, unos 187 000 estudiantes debían incorporarse al nuevo año lectivo y de ellos alrededor de 136 000 pertenecen a los planteles fiscales. Mientras que las instituciones educativas particulares y fiscomisionales sí inauguraron el año lectivo y empezaron con normalidad las actividades.

A través de comunicados públicos, las autoridades de los planteles fiscales han dicho que mantendrán suspendidas las clases virtuales hasta que el Gobierno Nacional cancele los dos meses de sueldos que adeuda al magisterio.

“No contamos con insumos para iniciar el año electivo”, dice el docente, Diego Rodríguez, de la Unidad Educativa Herlinda Toral. Esta institución cuenta con 2 450 estudiantes y 105 docentes y administrativos que laboran en tres jornadas.

Los profesores argumentan que deben pagar y reprogramar sus planes de internet para evitar interrupciones de conexión durante las clases, actualizar sus computadoras y acondicionar un espacio en sus hogares para las labores académicas.

Bolívar Izquierdo, presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE) del Azuay, también cuestiona que el Ministerio de Educación recién el 27 de agosto les entregó el curriculum “y de manera apresurada se intentó socializar las propuestas académicas”.

Él dice que se debe pulir ese documento y adaptarlo a las condiciones actuales de la educación virtual. Por ejemplo, mencionó que las pruebas de diagnósticos sobre los conocimientos adquiridos el año anterior deben salir de conversaciones con los estudiantes y no enviarse a casa.

Asimismo, las planificaciones ya no debe basan en el desarrollo de destrezas sino de proyectos. Para Izquierdo, eso requiere una planificación que no se ha cumplido. “No hay las condiciones económicas ni pedagógicas para retornar a clases”, dijo Izquierdo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)