4 de marzo de 2018 00:00

USD 3 470 millones se van en 16 subsidios según el presupuesto

La mitad de los beneficios irá a combustibles en este 2018. Foto: Armando Prado, Archivo / EL COMERCIO .

La mitad de los beneficios irá a combustibles en este 2018. Foto: Armando Prado, Archivo / EL COMERCIO .

valore
Descrición
Indignado 29
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 2
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En los últimos 12 años el Fisco destinó USD 47 481 millones a subsidios. Este año se sumarán otros USD 3 470 millones a esa factura a través de 16 subsidios, según el Presupuesto estatal del 2018.

Los tres más importantes son combustibles, bonos para grupos vulnerables y pensiones de la seguridad social.

Con el tiempo, se han eliminado algunas ayudas como a la harina, a la repatriación de cadáveres, a la leche en polvo o al combate de la fiebre aftosa. Otros, en cambio, se ajustaron. En el 2015 el Fisco dejó de aportar el 40% para el pago de las pensiones del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

Pero el subsidio a los derivados es el de mayor peso y no se ha revisado desde el 2005.

El exministro de Economía Mauricio Pozo explica que los subsidios, por sí mismos, no son buenos ni malos, sino que tienen que ser temporales y cumplir un rol: proteger a los grupos vulnerables.

Caso contrario, el experto considera que estas ayudas generan distorsiones y deben ser reducidas o eliminadas.

“El gran problema es el subsidio al diésel, que ha llegado a ser de USD 2 000 millones al año, pero es usado por la pesca artesanal, el transporte público y de carga. El Estado tiene que revisar esa ayuda y ver cómo compensa a esos sectores. Un ajuste a la subvención a la gasolina no es tanto problema. El gas no lo tocaría porque su peso ya no es tan importante”.

Para el catedrático Pablo Dávalos, el problema de ajustar estos rubros es que todo se encarece. “Hay dos posibilidades: incrementar sustancialmente los salarios para que absorban ese costo o seguir con el subsidio para mantener estabilidad en la economía”.

El catedrático Marco Naranjo propone focalizar estas transferencias, que benefician más a personas de altos recursos y “que usan el gas para cocinar, para temperar piscinas y el jacuzzi”. Calcula que una familia de altos ingresos consume en promedio USD 100 de gasolina a la semana, pero recibe un subsidio de USD 200. Dijo que a través de un programa informático se puede establecer un precio diferenciado de la gasolina, cruzando datos de la placa del vehículo y el impuesto a la renta.

Hidrocarburos aclaró el jueves 1 de marzo del 2018  que presentó un informe al Ejecutivo sobre el impacto de estos subsidios, pero descartó que el informe incluyera un ajuste a estas ayudas.

Combustibles

Este año la mitad del monto total de los subsidios irá a combustibles. El Fisco presupuestó USD 1 707 millones para subsidios al diésel, gas, gasolinas y otros. Se trata de un 20% más que lo previsto en el 2017, lo cual se explica por el alza del precio de los derivados en el mercado internacional.

Los ecuatorianos cancelan solo una sexta parte o menos de lo que realmente cuestan los combustibles, dejando al Estado que pague la diferencia. Así, el cilindro de gas de uso doméstico se importará este mes a USD 12, pero el precio oficial de venta en el país es de USD 1,6.

Durante los últimos 12 años, el país ha gastado en estas ayudas estatales un total de USD 29 421 millones, cifra equivalente a lo destinado por el Fisco a inversión en obra pública de los últimos tres años y medio.

Seguridad social


Los subsidios a la seguridad social comprenden aportes para el pago de pensiones de las Fuerzas Armadas, de la Policía y del IESS.

El aporte que el Estado destinará al IESS en el 2018 es de USD 220 millones, es decir, USD 98 millones más que el año pasado. Estos recursos serán para pensiones de amas de casa, seguro social campesino y un monto menor para la cobertura por riesgos del trabajo.

Sin embargo, la entidad seguirá sin recibir el aporte estatal del 40% para el pago de jubilaciones. Tampoco, recibirá los valores adeudados por atenciones de salud que, según un informe de Contraloría, hasta junio del 2017, corresponden a USD 2 880 millones.

El presidente Lenín Moreno ofreció ponerse al día en este rubro en el 2019. Una comisión entre Finanzas y el IESS se encarga de definir el monto a cancelar.

Bonos sociales

Otro rubro que crecerá en el 2018 es el Bono de Desarrollo Humano, al que el Gobierno destinará USD 383 millones, un 30% más que en el 2017. El presidente Lenín Moreno subió esta transferencia, mediante Decreto del 22 de diciembre pasado, de USD 50 hasta 150, de acuerdo con el número de hijos de los beneficiarios y sus edades.

Además, reformó el Decreto Ejecutivo 99 del 2017 y estableció el valor mensual de la transferencia para la pensión de adultos mayores que sobrepasen los 65 años, que se encuentren en condiciones de extrema pobreza conforme el índice de Registro Social y que no estén afiliadas al sistema de seguridad pública en USD 100.

Dentro de las transferencias sociales también hay ayudas estatales exequibles y bonos y pensiones destinados para personas con discapacidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (2)