23 de August de 2009 00:00

Lo que dicen las letras y los gráficos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuando un niño toma un papel y un lápiz no solo hace garabatos. El dibujo infantil está atravesado por su estado mental, emocional y físico. Cuando vuelve a clases se pueden activar algunos estados que estuvieron suspendidos durante las vacaciones. Por lo mismo, los padres de familia y los maestros deben estar atentos a ciertos indicios que brindan los dibujos y su escritura. A veces preguntarles no es suficiente. 



TeNGA EN CUeNTA
Test Ninguna de estas pruebas es ‘ una camisa de fuerza’. Hay que evaluarlas dentro de un contexto particular.
Soluciones Si los resultados de estas pruebas son preocupantes se debe consultar con un profesional.
 Resultados  Los padres no deben preocuparse en exceso si un niño empieza a hacer trazos o dibujos que indiquen un problema. Es posible que obedezca a la edad del niño y que con el tiempo cambien por ellos mismos.

La psicóloga clínica integral, Elena Sandoval, precisa que es importante fijarse en los colores que utilizan los niños a la hora de realizar sus gráficos. Aunque todo debe ser tomado en un contexto, hay ciertas claves que pueden alertar sobre depresión y baja autoestima en un niño. Se puede sospechar  de estos estados  cuando utiliza gamas limitadas de colores. Por ejemplo, si solo usa el negro y el azul y evita el resto de lápices.

La escritura también sirve de alerta. Sin embargo, se debe tener claro que los niños atraviesan por etapas, por lo que no siempre es adecuado hacer una evaluación única. Por ejemplo, a los 5 ó 6 años  tienen problemas como trazos lentos, tamaño variable de las letras, cambio de inclinación, irrespeto de los márgenes para escribir.

Entre los 10 y los 12,  hay más definición  y se mira una escritura muy bien hecha. No obstante, después  de esa etapa nuevamente viene la confusión. Talvez los muchachos tienen menos claridad en sus escritos, ilegibilidad de letras, cambios de inclinación en la escritura...
 
Es necesario observarlos  mientras dibujan, pues detalles como el titubeo al hacerlo, la presión que ejerce sobre el papel, los borrones o la distracción mientras se realiza esta actividad son signos para ser tomados en cuenta, según el libro ‘Análisis y características del dibujo infantil’,  de  Carlos Cabezas.

De esta forma, la presión sobre el papel o un trazado fino, ligero y que se borre continuamente da indicios de inseguridad o inestabilidad emocional. 

El tamaño de los personajes  también es importante, pues refleja las relaciones entre los mismos y su importancia. Es normal que los chicos dibujen en el centro de la hoja, si al contrario lo hacen en la parte inferior eso es muestra inestabilidad. Si está en la parte superior indica tendencia al egocentrismo.

En el  Test de la familia se pide que dibuje a su familia. Si en este cuadro el niño no se dibuja, puede significar que tiene una baja autoestima y poca adaptación al ambiente familiar. También se analiza la ubicación y tamaño de los  otros miembros.

Con  la escritura también hay  indicios que ayudan a determinar el estado emocional del niño, pero  son referentes que  explican algunas conductas.

Así si un niño escribe de corrido sin una separación lógica entre palabras,  eso puede ser signo de problemas con el razonamiento. En cambio, el cansancio mental pudiera evidenciarse cuando en sus escritos se ven palabras amontonadas o muy  espaciadas.

Cuando un niño está aprendiendo a escribir, es normal que presente tachones y rayaduras, pero si esta actitud se mantiene  indica a
una persona que no puede canalizar su energía y evidencia su disgusto o  molestia de esta forma. Este niño en el futuro puede tener actitudes violentas.

De la misma forma, los adornos, los detalles y los trazos innecesarios en las letras sugieren una persona vanidosa, que trata de llamar la atención. Por su parte, las omisiones en la escritura, es decir,  olvido de letras, de rayas, de tildes, de puntos pueden  significar distracción y falta de interés.

Sin embargo, todos estos signos deben ser tomados en un contexto.Es necesario que los padres dialoguen con sus hijos y de ser necesario hablen con un profesional para que haga una evaluación más certera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)